Luego de un retiro de tres años, la seis veces campeona mundial de boxeo Melissa Hernández decidió volver a los cuadriláteros con la misión de convertirse, a los 40 a los, en quizás la boxeadora de mayor edad en ceñirse una corona mundial.

Ahora se entrena duramente en el Continuum Sporting Club, donde también fue instructora de boxeo, para alcanzar la meta que se ha trazado.

Te puede interesar

Nacida en Mayagüez, Puerto Rico, criada en el Bronx y ahora residente en Miami Beach, Hernández posee una historia singular en la que conviven arte, boxeo y pragmatismo.

No se trata de la típica boxeadora que surgió de una familia humilde y se encumbró al tope de su actividad. Todo lo contrario.

Su padre es sicólogo, su madre científica, sus tres hermanos son graduados en la Universidad y ninguno de ellos entiende cómo una muchacha formada en un hogar donde la educación era prioritaria, Melissa escogió ganarse la vida golpe a golpe.

Boxear en el Bronx

Cuando tenía 15 años, todo iba bien encaminado para Melissa. Su familia había emigrado a Nueva York y ella ingresó al Whitney Museum of Art y estudió cine, video y fotografía. Terminó incorporándose al mundo de la moda y trabajó en las casas Patagonia y Gap.

Con los amigos, sin embargo, empezó a frecuentar los gimnasios en el Bronx.

“Yo tenía entonces 22 años y descubrí que el boxeo me gustaba y los entrenadores vieron en mí muchas condiciones”, recordó Melissa. “Pensé de inmediato en ser campeona mundial y convertirme en millonaria, pero la realidad me demostró que las mujeres no se hacen millonarias en el boxeo”.

En el 2003 participó en los Guantes de Oro de Nueva York, un torneo que se considera como el trampolín al pugilismo profesional.

Entre cientos de boxeadoras sedientas de gloria y dinero, Melissa llegó a la final y la perdió en el legendario Madison Square Garden de Nueva York. Ese mismo año estudió y obtuvo su título de la USA Boxing como instructora.

Se desquitó en grande al conquistar los Guantes de Oro de manera consecutiva en el 2004 y 2005 y acto seguido accedió al profesionalismo.

Melissa Hernandez pelea boxeo foto Manny Mitts Murillo.jpg
Elegante e implacable, así se muestra Melissa Hernández en el derechazo que lanza sobre Layla McCarter en la disputa por la corona universal de boxeo.

Elegante e implacable, así se muestra Melissa Hernández en el derechazo que lanza sobre Layla McCarter en la disputa por la corona universal de boxeo.

Al año siguiente, en apenas su séptima pelea en el pugilismo rentado, Melissa venció a la canadiense Lisa Brown en su propia casa, en una decisión unánime en 10 asaltos y conquistó la corona de la Asociación Internacional de Boxeo Femenino (WIBA, en inglés) en la categoría supergallo, el primer título mundial que lograría en su carrera.

“No tengo palabras para expresar lo que sentí esa noche cuando caminaba para subir al ring del Shaw Conference Center, en Edmonton, Canadá”, describió Melissa acerca de la noche que obtuvo su primera corona del planeta. “Yo era solo una chamaquita del Bronx con todo el corazón dispuesto para ser campeona del mundo”.

Boxeo y arte van juntos

Al mismo tiempo se dedicaba al arte y había escogido la pintura como su medio de expresión.

“Mi pintura es abstracta, oscura y necesito sentirme muy relajada para poder pintar”, comentó Melissa. “Hice una exposición y no vendí ninguno de mis cuadros. Todavía los tengo en el apartamento donde vivo, a una cuadra de Lincoln Road”, la céntrica calle de Miami Beach.

Para Melissa no hay ninguna contradicción en la sensibilidad y delicadeza que se necesita para una pincelada sobre un lienzo y la furia para poner KO a un rival.

“En mi vida, el boxeo y el arte van juntos”, afirmó Melissa. “Ambos surgieron en mí de manera natural. Definitivamente el arte se refleja en mi boxeo, que no es un deporte solo de brutalidad, es también una actividad linda, como una danza, con esquives y ataques. Mi boxeo es bien elegante y no me gusta que me peguen, pero mi ataque es implacable, por eso me dicen ‘La Tiburona’”.

Melissa Hernandez fajas mundiales cortesia Melissa Hernandez.jpg
Melissa Hernández en su apartamento en Miami Beach con las fajas mundiales que ha conquistado.

Melissa Hernández en su apartamento en Miami Beach con las fajas mundiales que ha conquistado.

Esa combinación de arte y boxeo le permitió a Melissa sumar cinco títulos mundiales más: ligero, de la Global Boxing Union y la WIBA; superpluma, de la WIBA; welter ligero de la IBS y pluma del Consejo Mundial de Boxeo y superligero de la UBF.

“Decidí retirarme en el 2016 después de ganar todos esos títulos porque lo que me pagaban era ridículo”, explicó Marissa. “Vuelvo porque las cosas han cambiado, ahora hay más dinero y creo que tengo intactas las condiciones para conseguir más coronas y ganar una bolsa más grande”.

Cuando Melissa les dice a sus padres que es seis veces campeona mundial y miembro del Salón de la Fama de boxeo de Puerto Rico, ellos le responden: “¿Cómo te puede gustar que te den golpes? Termina la Universidad, conviértete en médico y cómprate una casa”.

Melissa, sin embargo, quiere hacer su propia vida y está dispuesta a pagar el precio. “Mientras, vivo en un apartamento rentado”, dice con buen humor.

Especial
@luisfsanchez6

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.26%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.53%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.36%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.84%
1762 votos

Las Más Leídas