A los 20 años, Mike Tyson se convirtió en el boxeador más joven en conquistar el título mundial de los pesos pesados, un récord que se mantiene vigente. Ahora, con 54 años está a punto de ser uno de los púgiles con más edad que pisa el cuadrilátero, luego de haber anunciado su pelea contra Ray Jones Jr., de 51.

Hace 15 años que Tyson se retiró del ring, pero sabe Dios cuál es la verdadera razón de su regreso. Quizás sea la necesidad de la adulación de los aficionados o de un poco de dinero en tiempos de un coronavirus que nos tiene a todos con los cinturones ajustados.

Te puede interesar

Dicen que, en sus momentos de gloria, Tyson ganó 300 millones de dólares, pero también aseguran que todos se los esquilmó su promotor Don King.

El de los pelos en punta llegó a regalarle un Bentley del año a Tyson luego de una de sus grandes jornadas, pero mucho tiempo después, cuando los contadores revisaban los números del campeón, advirtieron que Don King había cargado el lujoso automóvil a la cuenta de su “protegido”.

En 1998, Tyson puso una demanda por 100 millones dólares contra Don King, y al final alcanzó un acuerdo por el cual aceptó apenas 14,000.

El 24 de julio pasado, Tyson firmó el acuerdo vía Zoom para la pelea de exhibición a ocho asaltos con Jones Jr., el 12 de septiembre próximo, en el Dignity Health Park –sin público– en Carson, California, y con un pitillo de marihuana en la boca mostró el contrato ante las cámaras.

De acuerdo con el portal TMZ, la aplicación de videos cortos –triller– adelantó 50,000 dólares por los derechos de la pelea, y Tyson expresó que entregará las ganancias de este combate a los más necesitados.

Los representantes de Mike Tyson –uno de ellos es el abogado Vincent Fuller, quien gana 5.000 dólares al día– se comunicaron de inmediato con la publicación para explicar que su patrocinado se encuentra comprometido con las causas de caridad, sobre todo en la pandemia, y la exacta cantidad de su donación será anunciada después del combate con Jones Jr.

Mientras, un Jones Jr. exultante gritaba a los cuatro vientos que la pelea con Tyson tiene un potencial de 10 millones de dólares para él, si las ventas de Pago Por Ver, PPV, a 49,99 dólares, resultan exitosas.

Michael Gerard Tyson, nacido el 30 de junio de 1966 en Brownsville, Brooklyn, Nueva York –el mismo barrio del actual entrenador de los Dolphins de Miami, Brian Flores–, se convirtió con 20 años de edad en el campeón mundial más joven en la historia de los pesos pesados, luego de noquear en el segundo asalto al jamaiquino Trevor Berbick, en la pelea por la corona del Consejo Mundial de Boxeo, en Las Vegas, el 22 de noviembre de 1986.

Tyson había llegado al combate luego de 25 victorias antes del límite en 27 peleas.

Reinó durante 15 años en la máxima división del boxeo. Venció a todos los que enfrentó. Se convirtió en el único peso completo en acumular al mismo tiempo tres coronas, al sumar la de la Asociación Mundial de Boxeo y la Federación Internacional de Boxeo.

Se mantuvo invicto hasta que un 11 de febrero de 1990, en el Tokyo Dome, ante la sorpresa general, un desconocido James “Buster” Douglas lo noqueó en el décimo asalto de una pelea pactada a 12.

Fuera del ring, la vida de Tyson estuvo salpicada de incidentes dramáticos. Su padre abandonó a su madre Lorna Mae Tyson, y Mike creció en las calles de un barrio realmente peligroso. A los 13 años ya había acumulado 38 arrestos por delitos menores como robo de carteras y en tiendas.

“Nunca vi a mi madre feliz conmigo y orgullosa de mi por algo”, confesaría Tyson. “Ella solo sabía de mí que era un chico perdido en la calle, que llegaba la casa con ropa diferente y ella sabía que no había pagado por lo que yo vestía. Nunca tuve la oportunidad de hablar con ella o conocerla. Profesionalmente eso no me afectó, pero es algo chocante en los emocional y personal”.

Mike Tyson
Fotografía del 2 de agosto de 2019 del excampeón mundial boxeo, el peso completo Mike Tyson, en Dana Point, California.

Fotografía del 2 de agosto de 2019 del excampeón mundial boxeo, el peso completo Mike Tyson, en Dana Point, California.

Tyson se salvó de la cárcel porque sus delitos los había cometido cuando era menor de 16 años y fue asignado al Centro de Detención Juvenil Spofford, en el Bronx. Luego fue transferido al Tryon School for Boys.

Una vez Muhammad Ali visitó ese centro y Tyson quedó impresionado con el impacto que causaba el legendario personaje a su paso.

El consejero del Tryon School, Bobby “Irish” Stewart, excampeón de los Guantes de Oro, cuenta que un día en la escuela Tyson se le acercó para decirle que quería boxear. Considerando el terrible comportamiento del joven, a Stewart le pareció una buena idea y lo llevó donde Cus D’Amato, un entrenador que dirigió a 20 campeones mundiales, entre ellos Floyd Patterson y José Torres.

Entonces, Tyson tenía 16 años y murió su madre. D’Amato y su esposa lo adoptaron. Tyson recuerda aquellos como los mejores años de su vida. Por fin tenía una familia funcional y eso lo equilibró y le dio estabilidad. El 4 de noviembre de 1985, D’Amato murió y para Tyson fue como si un carro de alta velocidad hubiese perdido los frenos.

Todos quisieron sacar una tajada de Tyson. Se casó en febrero de 1987 con la actriz Robin Givens. Un años después, en el prestigioso programa 20/20 de Barbara Walters, en televisión nacional, Givens, en presencia de su madre y de Mike, acusó a su esposo de ser maniacodepresivo y de torturarla. Poco después se divorciaron y ella se llevó una fortuna.

En total, Tyson se casó tres veces y tuvo siete hijos.

Otro duro golpe recibido por Tyson ocurrió cuando Miss Black Rhode Island, Desiree Washington, de 18 años, lo acusó de haberla violado y a consecuencia de ello, el boxeador pasó tres años en prisión y no pudo pelear desde junio de 1991 hasta agosto de 1995. Tyson argumentó que la chica subió a su habitación en el hotel por su propia voluntad. El jurado consideró que eso no significaba que ella quería tener sexo con él.

Recuperó el título mundial y luego lo perdió ante Evander Holyfield, a quien en una segunda pelea le desprendió un pedazo de oreja de un mordisco en pleno ring.

Tiempo después Tyson admitió ser alcohólico y adicto a la cocaína. Se reformó y abrazó la religión. Quienes lo han visto entrenarse por estos días aseguran que su pegada es tan temible como cuando en sus años dorados ESPN lo declaró el hombre que golpea más fuerte en la historia del boxeo.

Especial
@luisfsanchez6

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas