NUEVA YORK.- El comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, informó que su organización no solicitó ningún cambio en la política sobre el himno nacional, luego de reunirse con dueños y jugadores sobre los asuntos sociales que recientemente han invadido la competición deportiva.

"Hablamos sobre los problemas en los cuales los jugadores tratan de llamar la atención. Problemas en nuestras comunidades, que son para mejorarlas", dijo el comisionado.

La problemática surgió cuando el presidente estadounidense Donald Trump pidió a los dueños de los equipos que despidan a los jugadores que se arrodillen durante el himno nacional por considerarlo una ofensa a todo un país.

De acuerdo a la política de la NFL, los jugadores "deberían" estar de pie durante el himno, pero hay quienes han sugerido que se cambie el verbo a "deben".

Por el momento, dijo Goodell, "no se ha cambiado ninguna política al respecto", aunque la semana pasada dio a conocer que él está de acuerdo en que los jugadores deben estar de pie cuando se interprete el himno.

En la reunión que tuvo con dueños y jugadores de equipo, el comisionado calificó la discusión con los jugadores como "muy productiva" e "importante".

Agregó que "refleja nuestro compromiso de trabajar juntos en temas de justicia social".

Goodell señaló que los jugadores y los dueños se reunirán nuevamente el miércoles con más discusiones sobre el mismo asunto, lo que significa que el mismo debe tener algún tipo de solución común.

De lo contrario, la NFL sigue perdiendo audiencia de televisión y de asistencia a los campos, mientras que los equipos en los que hay mayor número de jugadores que mantienen su postura de arrodillarse durante el himno para protestar sufren el mayor rechazo por parte de los aficionados.

El mariscal de campo Colin Kaepernick, cuando el año pasado todavía pertenecía a los 49ers de San Frnacisco, fue quien empezó a arrodillarse durante los partidos de pretemporada del 2016, como protesta a lo que el calificó como desigualdad social contra las comunidades minoritarias.

Ahora Kaepernick está sin equipo como agente libre y ya ha confirmado que si vuelve a la competición, con el equipo que sea, no tiene previsto arrodillarse durante la entonación del himno.

Mientras que los Cowboys de Dallas ha sido el primer equipo que a través de su dueño, Jerry Jones, ha comunicado a los jugadores que aquellos que se arrodillen durante la entonación del himno nacional, serían enviados al banquillo y no saldrían a competir.

"Ha llegado la hora de dejar muy claro que la NFL no está a favor de faltar al respecto a los símbolos nacionales como son el himno y la bandera", subrayó Jones.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario