martes 24  de  enero 2023
Motores

Piloto mexicano de 17 años es sensación en NASCAR

Andrés Pérez de Lara se inspira en su padre, quien fue un triunfador en las pistas; ahora él es un ganador en NASCAR

Por Luis F. Sánchez

Con solo 17 años Andrés Pérez de Lara vive a toda velocidad. A veces a 270 kilómetros por hora. Viaja cada semana entre México y Estados Unidos. No descuida sus estudios y el próximo año se graduará en la escuela secundaria.

En estos momentos, Andrés reside en Charlotte, Carolina del Norte, para atender sus compromisos en la campaña de verano (Summer Shootout) como piloto profesional del equipo Rev Racing, que participa en las carreras de coches de leyenda de NASCAR.

Además, es líder en NASCAR México, en la serie Challenge, por lo cual tiene que viajar con frecuencia a su país de origen. El 16 y 17 de julio ganó en Puebla y el 6 y 7 de agosto correrá en San Luis Potosí.

Resulta asombroso que una persona tan joven haya alcanzado tan pronto ese nivel, sobre todo en una actividad tan compleja como el automovilismo en la que no solo entra en juego la habilidad y la perseverancia del actor sino además hay que contar con los coches y los recursos económicos para respaldar esa pasión.

La explicación es que su padre, Ricardo Pérez de Lara, fue un gran piloto mexicano con una trayectoria de 25 años como piloto profesional. Conquistó nueve campeonatos, incluyendo el título mundial del Ferrari Challenge World Championship, y participó en las principales carreras como las 24 Horas de Daytona y el GT Tour Finales en Le Castellet, Francia.

“Siempre he vivido en medio de las carreras, mi padre me llevaba a los karts y el mundo de la velocidad es mi medio natural”, afirmó Andrés. “Mi papá siempre ha sido mi ídolo y desde pequeño he intentado seguir sus pasos”.

Andrés asegura que sin su padre hubiera sido muy difícil llegar a donde está ahora y haber alcanzado este nivel de manera tan rápida.

“Tuve la suerte que gracias a mi padre encontré las conexiones necesarias y estar en el lugar y con las personas adecuadas para tener la oportunidad de encontrar el camino hacia el profesionalismo”, aseguró Andrés. “Llevo muchos años en el mundo de las carreras y eso me dio cierta ventaja para poder adaptarme”.

Haber nacido en el marco de una familia como la suya muy involucrada con el automovilismo y en un país como México en donde este deporte cuenta con una afición espectacular resultaron clave en el rápido desarrollo de Andrés, pero sin su propio esfuerzo, su voluntad y compromiso nada de lo que lleva logrado hasta ahora hubiese sido posible.

Andrés empezó su carrera oficial a los 11 años en el Campeonato Nacional de Karting de México. Tuvo gran éxito y sus padres decidieron que participara también en el Campeonato Nacional de Estados Unidos. Ganó el Texas Pro Challenge y cumplió una gran actuación en el SKUSA Pro Tour Final.

El paso siguiente fue competir el 2019 en la L-A Formula 4 y Pérez se convirtió en un fuerte candidato al título.

Su presencia se hizo notar más claramente el 2020 cuando tuvo la oportunidad de integrar el equipo Telcel-Telmex y no solo se consagró campeón en la NASCAR México Trucks sino que además fue designado como el Novato del Año de la serie.

Al año siguiente participó en la NASCAR Challenge Series y quedó en cuarto lugar en la clasificación general de pilotos.

Gracias a esa notable actuación le fue renovado el contrato para la temporada del 2022. Los cazatalentos no se han equivocado. Cada fecha Andrés Pérez les demuestra con su calidad y esfuerzo que está para grandes cosas.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar