MADRID.- El millonario traspaso del brasileño Neymar del Barcelona al Paris Saint-Germain vive momentos de incertidumbre después de que la Liga española de fútbol rechazara este jueves el pago de la cláusula de rescisión de 222 millones de euros (unos 262 millones de dólares).

Cuando parecía que el que sería el fichaje más caro de la historia del fútbol estaba hecho, después de que Neymar se despidiese el miércoles de sus compañeros azulgranas y su representante confirmase la monumental oferta del club parisino, los dos emisarios que acudieron a la sede de la La Liga en Madrid para efectuar el pago se encontraron con que el organismo no lo aceptó.

Estas son algunas de las claves para entender una situación nunca antes vista en el fútbol:

¿Por qué la Liga no acepta el pago?

Lo explicó hace unos días el presidente del organismo, Javier Tebas, cuando advirtió de sus intenciones de rechazar el dinero. Una amenaza que finalmente cumplió. "No, no aceptaremos ese dinero de un club como el PSG que, sin pertenecer a La Liga, quiera acogerse a un derecho de nuestra organización, y más aún cuando este club está infringiendo las normas de la UEFA y el 'fair play' financiero y las leyes de la Unión Europea y de la competencia en Suiza", dijo al diario "As".

Tebas denunció también la "competencia desleal" que suponen los que calificó como clubes-estado. "Los equipos que reciben inyecciones económicas de países que regalan jugadores a sus aficionados a costa de quitárselos a otros", dijo antes de señalar al PSG como un claro exponente de los mismos. El equipo parisino está controlado por el fondo soberano de inversión de Qatar.

El presidente de la LFP argumentó que es imposible que un club como el PSG pueda registrar más ingresos comerciales que los que tienen el mayor valor de marca, como el Real Madrid o el Manchester United. A esta situación denominó como "dopaje financiero".

¿Cómo funciona la cláusula de rescisión en España?

Hasta 1985, en España no existía la cláusula de rescisión en el fútbol y para que un jugador con contrato vigente fichara por otro club tenía que haber un acuerdo entre las dos entidades. Ello provocó la protesta de algunos futbolistas y el Parlamento cambió la ley en 1985.

Desde entonces, un jugador que no llegue a un acuerdo con su club para dejar la entidad puede acudir a la sede de la Liga a depositar el dinero de su cláusula. La Liga actúa como intermediario, solicitando la liberación del futbolista y pagando después el dinero al club.

¿Qué es el “ fair play" financiero?

El "fair play" financiero es una herramienta de control trienial que introdujo la UEFA en 2011 para que los clubes que participan en competiciones internacionales no tengan deudas pendientes. En total, en el período de 2015 a 2018, los clubes no pueden acumular más de 30 millones de euros en deudas. Si acumulan más gastos que ingresos, pueden ser sancionados. En esa deuda no se contará todo el dinero que se emplee al desarrollo del fútbol femenino.

¿Qué dice la UEFA del caso Neymar-PSG?

Como responsable del "fair play" financiero, la UEFA tiene que velar por que los clubes lo cumplan. Sin embargo, no puede hacerlo a priori. Cuando llegue el año 2018 y se cumpla el plazo del actual trienio, será cuando el organismo investigue todas las cuentas y sancione a quien estime que no cumplió con lo acordado.

En el caso del PSG, con el pago de la millonaria cláusula de Neymar tendría un saldo negativo en sus cuentas, pero de aquí a enero de 2018 tendría plazo suficiente para vender a algunos de los grandes jugadores que tiene en su extenso plantel y volver a equilibrarlas para poder cumplir con la nueva norma.

Así lo confirmó a dpa un portavoz de la UEFA: "El traspaso de Neymar al PSG tendrá un efecto en las finanzas del club durante varios años, pero el impacto de tal operación no se puede juzgar por adelantado, sobre todo porque el PSG podría vender a varios jugadores por un importe significativo. Por lo tanto, sólo haremos cálculos al final y nos aseguraremos de que respeten las reglas".

¿Qué puede pasar ahora?

Más allá de las dudas y la confusión que ha generado esta anómala situación, todo desenlace que no sea con Neymar jugando en el PSG será una sorpresa mayúscula.

Una vez aclarado el asunto del "fair play" financiero, falta que se pronuncie de manera oficial el auténtico responsable de los traspasos internacionales, que es la FIFA, y aclare si la LFP puede bloquear la operación como pretende. Algunas versiones apuntan a que Neymar solicitará un transfer provisional al órgano que preside Gianni Infantino para poder debutar con los parisinos mientras se resuelve el asunto del pago.

¿Hay alternativas?

Existe alguna posibilidad que podría desbloquear la situación salvando el obstáculo en el que se ha convertido la LFP. Una consistiría en que el Barcelona aceptase sentarse a negociar la operación con el PSG, algo que hasta ahora no sucedió porque los azulgrana siempre remitieron a la cláusula del delantero para dejarle salir.

Si dicha negociación se produjese, ambas partes podrían terminar ganando: los barcelonistas conseguirían llevarse a algunos jugadores deseados de los parisinos como el italiano Marco Verratti o el argentino Ángel Di María, mientras que el PSG podría abaratar bastante el desembolso por Neymar y de paso cumplir a la vez con el "fair play" financiero.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue justa la sentencia de 18 años de cárcel por narcotráfico para los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela?

Justa
Muy suave, debieron ser más años
Exagerada
ver resultados

Las Más Leídas