Especial

@luisfsanchez6

Te puede interesar

Nada mejor para el béisbol sería que los Yankees de Nueva York y los Dodgers de Los Angeles, con el permiso de los Astros de Houston, disputen la Serie Mundial, a partir del próximo 22 de octubre.

La temporada regular de la pelota llega a su punto final el domingo 29 de septiembre y los tres clubes mencionados aseguraron su pase a los playoffs con más de 100 juegos ganados. Los Yankees, bajo la dirección del mánager Aaron Boone, lograron esa marca por segunda vez consecutiva y por primera vez desde que lo consiguieron tres veces seguidas en 2002-04.

Dodgers vs. Yankees es la máxima rivalidad de la Serie Mundial desde que el Clásico de Octubre empezó a disputarse en 1903. Se han enfrentado 11 veces y los Bombarderos del Bronx han salido airosos en ocho de estas batallas.

Estos ingredientes, más el hecho que los Dodgers no ganan una Serie Mundial desde 1988, pese a que los dos últimos años llegaron a la final; y que los Yankees no se coronan desde el 2009, convierten este choque en el juego soñado de la fanaticada, como cuando River Plate y Boca Juniors disputaron la final de la Copa Libertadores o el Barcelona y Real Madrid se encuentran en el partido cumbre de la Champions League de Europa.

Además, un Dodgers-Yankees llenaría totalmente las expectativas a los directivos de Fox, que transmitirá la Serie Mundial.

La rivalidad

En la temporada pasada, cuando los Medias Rojas de Boston superaron a los Dodgers, el rating de televidentes fue el peor desde el 2014, al punto que el comisionado de la MLB Rob Manfred hizo público su sentimiento de frustración pese a que se enfrentaban dos equipos históricos en un combate entre las costas Este y Oeste.

En cambio, el récord de mayor teleaudiencia en la Serie Mundial lo tiene desde 1978 el choque que los Yankees vencieron 4-2 a los Dodgers con un rating de 32.8, equivalente a un promedio de 44,278,950 televidentes por juego.

La enorme rivalidad entre los Bombarderos del Bronx y los entonces Dodgers de Brooklyn nació en 1941 luego de que estos últimos conquistaran la Liga Nacional y perdieran la Serie Mundial contra sus vecinos.

En sus siguientes cuatro apariciones en el Clásico de Octubre, los Dodgers se enfrentaron y perdieron contra los Yankees, hasta que liderados por Jackie Robinson, el primer jugador negro firmado por un equipo de Grandes Ligas, y Roy Campanella, también procedente de la Negro Leagues, conquistaron en 1955 la primera Serie Mundial para los Dodgers al derrotar 4-3 a los Mulos.

Lo interesante de los playoffs 2019 de la MLB es que estos tres ganadores de más de 100 juegos en la presente campaña presentarán unos trabucos de temer.

Los Yankees recuperaron a varios lesionados y le dieron un enorme impulso a sus posibilidades de volver a la Serie Mundial luego de una década de ausencia. El lanzador dominicano Luis Severino y sus compatriotas el receptor Gary Sánchez y el bateador Edwin Encarnación están de vuelta, lo mismo que el exMarlins Giancarlo Stanton.

Con Stanton y Aaron Judge es como contar con dos temibles lanchas misileras y el poder de fuego de la novena dirigida por Boone se fortalece de manera considerable. Además, los Yankees tienen el aporte de algunos jugadores latinos importantes como los cubanos Aroldis Chapman, quien ganó la Serie Mundial 2016 con los Cachorros de Chicago, y Néstor Cortes; los venezolanos Thairo Estrada y Gleyber Torres, el colombiano Gio Urshela, el nicaraguense Jonathan Loaisiga y el mexicano Luis Cessa.

Es cierto que los Yankees no podrán contar con Domingo Germán (18-4, promedio de efectividad: 4.03), quien se encuentra en suspensión administrativa mientras la MLB investiga una acusación contra el pitcher por violencia doméstica.

Para tener la oportunidad de enfrentarse a sus enconados rivales de Los Angeles, los Yankees deberán primero imponerse a los Astros, cosa que no será tarea fácil.

Los de Houston

Astros ganaron la Serie Mundial en el 2017 al vencer 4-3 a los Dodgers y al año siguiente perdieron 4-1 contra los futuros campeones, los Media Rojas de Boston. Cuentan en sus filas con el lanzador Justin Verlander, quien es casi una garantía de victoria.

"Cuando nuestros muchachos entran al campo y ven el nombre de Justin Verlander en el lineup card, piensan de inmediato que van a ganar ese día", comentó el mánager de los Astros AJ Hinch. "Ese es el mayor cumplido que puedes darle a un jugador"."

Y como si fuera poco, los de Houston cuentan además con los cubanos Yuli Gurriel, Aledmys Díaz, Yordan Alvarez y Cionel Pérez; los venezolanos José Altuve, Robinson Chirinos y Héctor Rondón; los mexicanos Roberto Osuna y José Urquidy; los dominicanos Bryan Abreu y Famber Valdez; y los puertorriqueños Martín Maldonado y Carlos Correa.

Desde LA

En la otra esquina amenazan los Dodgers, el mejor récord en la Liga Nacional y con toda la experiencia de haber participado en las dos últimas Series Mundiales y además con peloteros de enorme talento como los pitchers Clayton Kershaw y Walker Buehler y los dominicanos Pedro Báez y Yimi García; los boricuas Enrique Hernández y Edwin Ríos y el mexicano Julio Urias.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas