Es probable que sea la primera vez en la historia de la industria automotriz que un fabricante haya presentado un auto de competencia cerca de dos años antes de lanzar al mercado las versiones de calle del mismo producto. Habitualmente es al revés, primero sale el de venta al público y sobre esos modelos se desarrollan las unidades de competición.

Esta vez, BMW quiso que fuera al contrario y el automóvil en cuestión bien que merece ese tratamiento especial, porque se trata nada menos que del pináculo del portafolio de modelos de alto desempeño de la marca alemana, que se conocen con el apelativo “M”. Son los completamente nuevos M8, que vienen con carrocerías coupé o convertible de techo de lona, pero también en la variante de pista, específicamente desarrollados para competir en exigentes carreras de larga duración.

Te puede interesar

P90348753_highRes_the-all-new-bmw-m8-c.jpg
El interior es limpio, confortable, futurista y los  asientos forrados en cuero.
El interior es limpio, confortable, futurista y los asientos forrados en cuero.

A lo largo de estos últimos dos años, esos BMW M8 que estarán en los concesionarios en pocos meses, ya fueron sometidos a pruebas y carreras en campeonatos de automovilismo deportivo de la categoría IMSA, bajo la denominación BMW M8GTE, donde conquistaron tres victorias, incluyendo las famosas 24 Horas de Daytona, cuatro podios y tres largadas en la pole position. En el centro de todo ese alto desempeño está un motor V8 de 4.4 litros, con turbocargadores gemelos, que produce 600 caballos de potencia y 553 libras pie de torsión, que funciona a altas revoluciones, tanto que la línea roja del tacómetro se ubica en las 7,200 rpms. Esa potencia y esa torsión le permiten al BMW M8 Convertible acelerar de 0 a 60 millas por hora en 3.2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 189 mph, cuando viene equipado con el paquete M Driver, que incluye además un voucher para un curso en la escuela de entrenamiento M School, que puede tomarse en cualquiera de las dos sedes del BMW Performance Center, que funcionan bien en Spartanburg, SC o en Thermal, CA.

P90348730_highRes_the-all-new-bmw-m8-c.jpg
El techo de lona está compuesto por varias capas de tejido con aislamiento termoacústico, y puede abrirse o replegarse en apenas 15 segundos.
El techo de lona está compuesto por varias capas de tejido con aislamiento termoacústico, y puede abrirse o replegarse en apenas 15 segundos.

El BMW M8 Convertible viene equipado con una la transmisión M Steptronic acoplada a la tracción integral M xDrive. La operación, que puede ser por vía automática o manual, se logra a través de una novedosa palanca o con las paletas a ambos lados del timón, y cuenta con un botón Drivelogic, que permite al conductor seleccionar la velocidad con que se hacen los cambios dependiendo del modo de manejo escogido, que va desde el más confortable hasta el más deportivo, incluyendo una opción para pistas de carreras.

P90348723_highRes_the-all-new-bmw-m8-c.jpg
Este modelo utiliza un motor V8 de 4.4 litros de alto desempeño con turbocargadores gemelos, que produce 600 caballos de potencia y 553 libras pie de torsión.
Este modelo utiliza un motor V8 de 4.4 litros de alto desempeño con turbocargadores gemelos, que produce 600 caballos de potencia y 553 libras pie de torsión.

El techo de lona del BMW M8 Convertible está compuesto por varias capas de tejido con aislamiento termoacústico, y puede abrirse o replegarse en apenas 15 segundos y con el vehículo en movimiento, a velocidades de hasta 30 millas por hora. También está disponible en el M8 Convertible una amplia gama de sistemas de apoyo al conductor, que resultan muy útiles especialmente cuando se maneja por largas distancias, porque alivian la presión resultante de manejar en situaciones monótonas, tales como congestionamientos de tránsito o el para arranca típico del tráfico pesado. El precio básico sugerido del BMW M8 Convertible comienza en los $142,500 dólares.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario