Siempre que alguien piensa en comprar una propiedad inmobiliaria lo primero que le viene a su mente es el depósito inicial o enganche para hacer la propuesta de compra. El depósito inicial es algo así como la señal de buena fe o la prueba del interés que el comprador manifiesta en el documento; pero... ¿es necesario tener un depósito inicial para presentar un contrato?

Si bien es cierto que cuando se presenta un contrato de compra-venta el depósito inicial influye en la actitud de los vendedores hacia quien hace la oferta, cierto es también que un depósito de 100 dólares es suficiente para que se establezca una consideración legal válida al inicio de la transacción.

Presentar una oferta sin depósito alguno es también totalmente legal; pero no es aconsejable puesto que los vendedores no consideran serias las ofertas con esas características.

Los depósitos para incrementar los fondos, luego de logrado un acuerdo inicial en el negocio, sí deben ser considerables ya que suelen representar la solidez económica de aquellos que pretenden realizar la compra. El porcentaje de los depósitos destinados a incremento de fondos para comprar un inmueble, suele variar entre un cinco y un diez por ciento del precio de compra; aunque no existe regla fija para ello.

Estos depósitos constituyen parte integral de los gastos en que incurra el comprador en sus gestiones al momento de cerrar la transacción. Deben ser mantenidos en una cuenta especial que garantice la integridad de los fondos en todo momento, y no pertenecerán a nadie en particular hasta el momento preciso en que se haga la distribución de fondos en el cierre de operaciones y traspaso de la propiedad raíz.

Como toda cuenta de depósito, estos fondos pueden ganar intereses durante el tiempo en que están garantizando la transacción, si es que son tratados de esa forma, o simplemente pueden permanecer ociosos en cuentas que son creadas única y exclusivamente para garantizar la presencia de estos fondos en el momento preciso.

En caso que las negociaciones sean canceladas o se vean interrumpidas por motivos ajenos a la voluntad de las partes involucradas en el negocio, la devolución de fondos en depósito se realizará tomando en consideración lo establecido, acordado y firmado por las partes en el contrato de compra-venta.

Normalmente es un trámite rutinario, sin complicaciones y que no tarda más de tres días en hacerse. De no producirse en esta forma el reintegro de los depósitos que respaldan una transacción que ha sido interrumpida por causas ajenas a la voluntad del comprador, lo aconsejable es contactar, de inmediato, un abogado especializado en bienes raíces para que se haga cargo de recuperarlos.

  • A. “Tony” Ruano, es autor del libro “Bienes raíces. Manual práctico de compra, venta y administración.” tony@ruanobrokers.com

tony@ruanobrokers.com

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue justa la sentencia de 18 años de cárcel por narcotráfico para los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela?

Justa
Muy suave, debieron ser más años
Exagerada
ver resultados

Las Más Leídas