WASHINGTON — El número de personas en Estados Unidos que solicitan ayuda económica del gobierno por desempleo aumentó ligeramente la semana pasada a 870.000, una cifra que muestra que la pandemia continúa afectando a restaurantes, aerolíneas, hoteles y muchos otros negocios seis meses después.

La cifra coincide con la evidencia de que algunos estadounidenses despedidos recientemente enfrentan retrasos en la entrega de la prestación, al tiempo que las agencias estatales intensifican los esfuerzos por combatir casos fraudulentos y despejar el camino de solicitudes acumuladas. Varios estados en el país han detectado miles de casos fraudulentos, un delito federal.

Te puede interesar

Las autoridades de California anunciaron que dejarán de procesar nuevas solicitudes por dos semanas en un intento por reducir las acumulaciones y evitar atender casos fraudulentos. Pensilvania ha detectado que hasta 10.000 presos están recibiendo la ayuda indebidamente.

El Departamento del Trabajo señaló el jueves que el número de personas que continúa recibiendo la prestación por desempleo se redujo a 12,6 millones. El declive en esa cifra en los últimos meses refleja que algunos de los desempleados han sido recontratados, pero también indica que a otros se les ha agotado su ayuda regular por desempleo, la cual dura seis meses en la mayoría de los estados.

Además de quienes reciben ayuda económica a través de programas estatales, aproximadamente otros 105.000 fueron agregados en un programa ampliado de prestaciones que brinda 13 semanas adicionales de asistencia. Ese proyecto es parte del paquete de ayuda económica que el Congreso aprobó este año y ofrece ahora beneficios a 1,6 millones de personas.

Las solicitudes de ayuda por desempleo se dispararon en la primavera después de que el brote viral generó el cierre repentino de negocios en todo el país, eliminó decenas de millones de empleos y detonó una recesión profunda. Desde entonces, al tiempo que los estados reactivan sus economías, se ha recuperado cerca de la mitad de los empleos que se perdieron inicialmente.

Aun así, el crecimiento laboral se ha ido desacelerando. En la mayoría de los sectores económicos, los empleadores se muestras reacios a contratar a nuevos empleados ante una profunda incertidumbre sobre el rumbo que tomará la pandemia.

Las crecientes preocupaciones sobre solicitudes fraudulentas de prestaciones por desempleo se han concentrado en su mayoría en un nuevo programa, la Ayuda por Desempleo por Pandemia (PUA, por sus siglas en inglés), el cual hizo elegibles por primera vez para la ayuda económica a empleados autónomos, trabajadores en el sector de la economía colaborativa y contratistas.

Si bien se calcula que cerca de 14 millones de personas recibe ayuda bajo este programa, los economistas consideran cada vez más que la cifra no es confiable y es muy probable que esté inflada, tanto por solicitudes fraudulentas como por un conteo inexacto. La cantidad de personas que recibe las prestaciones a través del programa PUA es probablemente sobreestimada por varios millones, de acuerdo con los economistas.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.97%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.19%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.82%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.01%
1194 votos

Las Más Leídas