WASHINGTON.- El fundador de la compañía de vehículos eléctricos Tesla, Elon Musk, anunció este martes los planes de retirar a la compañía de los mercados bursátiles y de volver a convertirla en una sociedad privada.

"Como una compañía pública (que cotiza en el mercado), estamos sujetos a cambios abruptos en el precio de nuestras acciones que pueden ser una distracción mayor para cada uno de los que trabajan en Tesla, todos ellos accionistas", dijo Musk en una carta a los empleados.

Asimismo, apuntó que la obligación de publicar de resultados trimestrales "pone enorme presión a Tesla para tomar decisiones que pueden ser acertadas para determinado trimestre, pero no necesariamente en el largo plazo", y consideró que hay inversores "que tienen incentivos para atacar la compañía" mediante acciones financieras especulativas.

La propuesta deberá ser formalizada mediante el voto de los accionistas, agregó.

La noticia se conoció tras una serie de tuits de Musk sobre el tema y luego de que trascendiera que Arabia Saudita compró parte del paquete accionario de la empresa.

Ambas noticias impactaron positivamente en las acciones de Tesla, pero los tuits de Musk luego dieron paso a las dudas acerca de si el emprendedor estaba bromeando o hablando en serio.

Embed

"Estoy considerando hacer privada a Tesla a 420 dólares (por acción). Financiamiento asegurado", dijo Musk, CEO de la compañía, en su cuenta de Twitter.

"Mi esperanza es que 'todos' los inversores actuales permanezcan en Tesla aún si nos volvemos privados (sin cotizar sus acciones en bolsa)", agregó el empresario, que anticipó la posible creación de un fondo con propósito especial similar a Fidelity, el fondo de inversores de la empresa privada de tecnología espacial de Musk, SpaceX.

Luego escribió un tuit con la frase "Buen día" y un emoji sonriente, lo que contribuyó a profundizar las dudas.

El diario Financial Times informó anteriormente que el fondo de inversión pública de Arabia Saudita compró entre un 3 y un 5 por ciento de las acciones de Tesla este año, según fuentes cercanas a las negociaciones.

La compra ocurrió presuntamente en marzo, cuando el príncipe heredero Mohamed bin Salman estuvo de visita en Estados Unidos.

La adquisición se ubicó por debajo del umbral de un 5 por ciento que requiere hacerse pública y está valuada en entre 1.700 y 2.900 millones de dólares, añadió el periódico en base a información de mercado.

En los dos últimos años Tesla financió su enorme crecimiento con pérdidas cada vez mayores y en 2017 el rojo fue de casi 2.000 millones de dólares. La empresa invirtió gran cantidad de dinero para poder salir del nicho de automóviles de lujo con el Model 3, su primer vehículo más económico.

En los últimos meses la presión sobre Musk aumentó enormemente, pese a lo cual el directivo hizo poco por calmar los ánimos, sino que se ofendió por las críticas y reaccionó tan mal que las acciones de la firma llegaron a derrumbarse temporalmente en Wall Street.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario