jueves 1  de  diciembre 2022
ENTREVISTA

Ernesto Kruger, un símbolo de cambio real en América Latina

Kruger Corporation, una reclutadora de talentos para la tecnología con presencia en 12 países, abre ahora oficina en Miami

Por Leonardo Morales 2 de octubre de 2022 - 17:51

MIAMI- Con una trayectoria de más de dos décadas en el reclutamiento y promoción de profesionales para el sector tecnológico y empresarial en 12 países de Latinoamérica y Europa, Kruger Corporation llega a Miami para continuar con su exitosa expansión.

Pero la mayor trascendencia de esta empresa es su historia, su esencia, el legado y las huellas que deja en cada lugar donde ha ofrecido sus iniciativas y modelos empresariales. Y no es una empresa cualquiera, se diferencia porque uno de sus secretos principales es transformar e impulsar vidas.

En 1993, Ernesto Kruger decide abrir una pequeña oficina en su natal Ecuador. Las perspectivas parecían inalcanzables cuando Kruger comenzó a vender su idea y promover un proyecto que algunos vieron simplemente como una ilusión. Hoy su empeño se extiende por casi todo el continente latinoamericano, parte de Europa y Estados Unidos.

El gran proyecto

Entre sus propósitos estaba habilitar la cuarta revolución industrial en Ecuador mediante la transformación digital y tecnologías disruptivas, consultoría e innovación empresarial, gestión de talento y cultura; conceptualización y promoción de proyectos de ingeniería en energía, transporte y medio ambiente. Parecía demasiado; sin embargo, apenas ocho años después Kruger implementa el sistema transaccional más grande de Ecuador, el del Sistema de Seguridad Social de ese país (ESS). A partir de ese momento comienza una impresionante historia de éxito y emprendimiento con grandes proyectos en Perú, Chile, Bolivia, Colombia, España, Holanda y Alemania, entre otros.

En el 2005 recibe el premio al Mejor Proyecto Innovador a nivel mundial en Innovation Worker, para CENACE, por parte de Microsoft, en Atlanta.

Kruger no sólo es un emprendedor, sino un visionario que combina su origen humilde con su inagotable creatividad en un mundo extremadamente competitivo y volátil. Transmite paz, seguridad e inteligencia al hablar y sobre todo avanza como el mejor exponente de que la perseverancia y el talento se premian con la admiración y el reconocimiento, en especial cuando dedicas [tu vida a engrandecer vidas], a rescatar talentos, a salvar a adolescentes y jóvenes del narcotráfico y la delincuencia, a desarrollar comunidades prósperas para que las familias no tengan que emigrar.

Lo increíble de este hombre es que no creció en cuna de oro ni tuvo los beneficios de un joven de clase alta, sino que la necesidad y el ímpetu de estudiar definieron siempre su camino. Como dice el refrán popular: La necesidad hace milagros y es la madre de todo.

Ernesto creció en el sur de Quito en un hogar dividido con muchas necesidades. Con la ausencia de su padre, aprendió a trabajar desde los 4 años para sostener a su familia; limpiaba autos en el Centro Histórico de la ciudad, vendía camarones en la aduana; enseñaba a sus compañeros, entre muchas otras formas de supervivencia. Dichas labores le enseñaron a negociar, a perder el miedo de vender y fracasar, a persistir, y en especial a disfrutar también de las ausencias y de los pequeños triunfos que obtenía.

“Nacimos como empresa en un país maravilloso que se llama Ecuador, pequeño, pero con una capacidad técnica excelente y en nuestra expansión abarcamos ya un 33% de toda América Latina y algunos países de Europa. Abrimos oficinas en Cochabamba, en Lima, en San José, en Quito, Bogotá, en España, en Alemania y en Holanda, entre otras”.

Miami, el nuevo destino

“Con esta expansión nos dimos cuenta de que América Latina tiene un potencial muy fuerte de talentos que se pierden por las circunstancias políticas y económicas. Sin embargo, acá en Estados Unidos con el ‘boom’ y el crecimiento permanente también hay escasez de talentos. Por eso la idea es posicionarnos en Miami y en California (Mountain View) para servir como punta de lanza y enlazar el talento latinoamericano con las necesidades del mercado estadounidense junto al hispanoamericano de aquí”.

“California es un foco de empresas de tecnología y Miami ofrece todas las facilidades del mercado hispano para conectarnos con toda la costa este de EEUU y Latinoamérica. Eso es lo que nos tiene aquí”.

Perspectivas en EEUU

“La base sobre la que nos movemos son los servicios tecnológicos para crear modelos de negocios, pero en EEUU hemos decidido tomar el “talent augmentation” y consiste en que muchas empresas aquí demandan mucho talento y necesitan personas que trabajen por horas, por días, por semanas para un proyecto específico. Y esas personas son las que nosotros queremos proporcionar”.

“Ahora, con el nuevo paradigma, no necesitamos moverles hacia acá, simplemente tener sólo una base comercial e ir estructurando las relaciones con empresas al nivel operativo. Uno de los problemas en América Latina es que no todas las personas dominan el idioma inglés, pero preparamos a líderes cuyo rol es servir de interfase para que la gente dentro de sus países pueda trabajar en empresas estadounidenses. Y ese es nuestro principal enfoque”.

“El resto de las iniciativas que surjan tendrían que ver con este corazón tecnológico, y a partir de eso la parte relativa a la educación, el emprendimiento, el medio ambiente. Lo iremos estudiando en la medida que observemos nuestro desarrollo. Lo más importante es que continuamos con este exitoso modelo nuestro a lo largo de 29 años, mediante un crecimiento natural y orgánico, paso a paso, sin bancos, sin grandes financistas ni préstamos”.

“En estos momentos sí estamos pensando en una vía inorgánica como por compra de empresas, financiamientos para poder competir y servir a clientes que son muy grandes. Tenemos relaciones con empresas que tienen 30.000 empleados de tecnología en EEUU y así y todo necesitan personal, y se ven imposibilitados de asumir más proyectos porque la demanda y el crecimiento tecnológico a todos los niveles es extremadamente grande. Ese espacio se puede cubrir con Latinoamérica”.

“Si consideras además los problemas geopolíticos con China y el Medio Oriente, la opción de “Nearshore and technology” hace que sea muy interesante desde el punto de vista de trabajo. Y obviamente queremos seguir preparando gente desde Cochabamba, donde poseemos una fábrica bien importante para determinados servicios; desde Quito y desde Lima y una reclutadora en Colombia precisamente para todo lo que necesitaremos a este nivel y que lógicamente puedan trabajar en sus países, con su propia idiosincrasia, comida, familia, ambiente y cultura; y a la vez ser bien pagados, lo que beneficia también a las comunidades donde ellos laboren”.

“Es decir, si viven en Pereira, Colombia, la gente de Pereira va a ganar en dólares y la idea es fomentar agentes de cambio real en América Latina, además de cubrir una demanda que sigue siendo muy alta”.

Más que una empresa

Como una empresa que gestiona modelos de negocios basados en tecnologías, Kruger Corporation supera lo que cualquier inversionista pretende en su deseo primario de aumentar sus ganancias. Y las diferencias son muchas, como revela su fundador.

“Con la pandemia de COVID-19, la mayoría de las empresas comenzaron a digitalizarse o morir, entonces nosotros nos adentramos en los modelos de negocios de las empresas para automatizarlos con la mayor rapidez posible”.

“En los últimos años hemos trabajado con el ánimo de que las empresas logren introducirse en el mundo de la comercialización, las relaciones amplias con el cliente, el uso de sus datos y las nuevas tecnologías, etc.”

“Además de eso, la compañía tiene un espíritu social muy fuerte y creamos un laboratorio para América Latina para impulsar las empresas emergentes (starups) e inversionistas, algo en lo que hemos tenido bastante éxito con la presencia en 12 países de la región”.

“También en los últimos dos años, creamos una escuela de enseñanza primaria-secundaria con el ánimo de modificar la educación para la realidad que se necesita en nuestros países y en el momento en que vivimos”.

“Este centro escolar tiene un plan distinto a las escuelas tradicionales con la enseñanza de finanzas personales, marketing, programación, diseño, videojuegos. Ahí se desarrollan proyectos durante el año con rienda suelta sobre prioridades y preferencias y así los niños y jóvenes desarrollan su intelecto, habilidades e ingenio”.

“El centro comenzó con apenas 25 estudiantes y ya suma 500, mientras que el colegio virtual tiene un potencial de miles de personas”.

“En la parte de sostenibilidad también tenemos múltiples iniciativas, además de telecomunicaciones, el manejo de la ingeniería en proyectos sobre energía y contamos con un seudo banco digital”.

“Construimos, además, una atracción para turistas y residentes en Quito: un edificio de siete plantas con toboganes entre pisos para que la gente disfrute. La vida está para ser felices y es la premisa de la cultura que tenemos”.

¿Satisfecho con los resultados?

“Yo me divierto creando cosas, modelos e iniciativas. La vida del emprendedor no siempre es exitosa; te equivocas, pruebas cosas, caminos. En esta parte de mi vida, llegando a los 50 años lo que puedo decirte es que terminaré como viejito con alma de millennial”.

“Ya estamos preparando a nuevos líderes para que entren en la compañía. Esta empresa tiene una capacidad futura impresionante y seguro llamará la atención de inversionistas; incluso, pudiera ser comprada y operada por otras empresas. Yo siempre me he dejado guiar por mi instinto y lo que Dios dicte. Eso es lo más importante”.

¿Las claves del éxito?

“Lo primero es tener un propósito muy claro: transformar e impulsar vidas. Transformamos la educación impulsando vidas, transformamos empresas impulsando vidas y ese es nuestro gran propósito. Por eso compramos recientemente un equipo de fútbol de segunda categoría en Ecuador para continuar con nuestro objetivo. El 70% de los jugadores de la selección nacional de Ecuador, que clasificó al mundial, pasó por este equipo”.

“Con esto pretendemos rescatar a niños del narcotráfico, de la delincuencia, darles oportunidades a niños que viven en lugares muy pobres y en zonas apartadas.

“Ese ha sido nuestro principal secreto: transformar e impulsar vidas. Y sobre esa base tenemos una fuerte estrategia de posicionamiento de los valores de colaboración, humildad, la agilidad, la responsabilidad, la contabilidad, el entusiasmo por crear y la empatía. Por último, nuestro tercer secreto es la cultura. Buscamos siempre el beneficio común y la recompensa. Tenemos nuestra propia criptomoneda que usamos en la escuela y en nuestro ecosistema interno, nos preocupamos de toda la parte humana y de ahí tomamos la cultura del deporte con apoyo a equipos infantiles de fútbol en España, por ejemplo. Básicamente tratamos de ser un agente de cambio en sentido general, desde lo interno y hacia el exterior”.

“Cuando combinas todo esto, creamos y fortalecemos empresas casi invencibles, diferentes. Y en eso radica nuestro éxito".

lmorales@diariolasamericas.com

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar