WASHINGTON.- Igual que ya lo hiciera Europa, el gobierno de Estados Unidos está tratando de controlar a las grandes compañías tecnológicas. Pero la empresa puede resultar más difícil de lo que parece.

El Departamento de Justicia (DJ) inició una investigación de presuntas prácticas monopólicas de algunas firmas y de si sus plataformas digitales perjudican a la competencia, suprimen las innovaciones o le hacen mal de algún modo a los consumidores.

Te puede interesar

Dijo que en la investigación tomarán en cuenta “la preocupación generalizada” en torno a las redes sociales, los motores de búsqueda y los servicios de ventas por internet.

“Sin la disciplina de una competencia basada en el mercado, las plataformas digitales pueden actuar de forma que no responde a lo que quiere el consumidor”, dijo Makan Delrahim, director de la unidad antimonopólica del DJ, en un comunicado. “La unidad antimonopólica explorará estos importantes asuntos”.

El anuncio se produce en momentos en que arrecia la preocupación del Congreso y otros sectores en torno al poder de firmas como Google, Facebook y Amazon. Legisladores y aspirantes a la nominación presidencial demócrata piden regulaciones más estrictas e incluso la fragmentación de las grandes empresas, que se han visto involucradas en sonados escándalos sobre la privacidad de los usuarios, problemas de seguridad, difusión de información falsa y de posturas extremistas.

La Comisión Federal de Comercio multó el miércoles a Facebook con 5.000 millones de dólares en relación con sus prácticas sobre privacidad y dispuso nuevas restricciones. Pero los reguladores dijeron que consideran que el director ejecutivo de Facebook Mark Zuckerberg tiene una responsabilidad limitada.

La Comisión dijo asimismo que planea imponer otra multa astronómica a Google por su manejo de información para menores en YouTube. Europa ya investigó y multó a varias empresas tecnológicas grandes de Estados Unidos en los últimos años.

“Pareciera que los organismos reguladores del país finalmente se están dando cuenta de la amenaza que representan las grandes firmas tecnológicas”, dijo Stacy Mitchell, del Instituto para la Autosuficiencia Local, que ha criticado a Amazon por hundir a los negocios independientes. Mitchell declaró ante la Cámara de Representantes la semana pasada.

El presidente Donald Trump ha criticado en varias oportunidades a estas firmas en los últimos meses. A menudo afirma, sin ofrecer pruebas, que están prejuiciadas en su contra y en contra de los conservadores en general.

“Big Tech”, como se denomina a las grandes firmas de tecnología, pueden ser un blanco difícil, ya que las actuales leyes antimonopólicas no se aplican a empresas que ofrecen productos a bajo precio o gratis a través de la internet.

La investigación del DJ es un calco de otra que llevó a cabo la subcomisión antimonopólica de la cámara baja, cuyo presidente, el demócrata David Cicilline, criticó duramente la conducta de los gigantes del Silicon Valley y dijo que el Congreso o los reguladores tienen que tomar medidas. Planteó incluso una fragmentación de las firmas como último recurso.

Las empresas aludidas se negaron a comentar la investigación del DJ.

Las leyes antimonopólicas le apuntan a firmas que dominan un mercado y perjudican a los consumidores. Pero muchas empresas tecnológicas ofrecen productos gratis, que son pagados por un intercambio invisible de información personal. Firmas como Amazonas ofrecen productos a precios más bajos.

“Les va a costar mucho (a los reguladores) demostrar irregularidades”, dijo el profesor de derecho de la Universidad de Pensilvania Herbert Hovenkamp.

También puede quedar bajo la lupa la compra de rivales más pequeños que pueden ser una amenaza para sus negocios. La semana pasada Cicilline acusó a las grandes empresas de crear una “zona de eliminación de startups” para eliminar la competencia.

Por ejemplo, Google compró YouTube en el 2006, cuando la firma enfrentaba una cantidad de demandas sobre derechos de autor, y adquirió la tecnología que hoy domina el software de los teléfonos Android. Facebook se llevó Instagram --hoy su producto que más rápido crece-- cuando recién empezaba y Apple compró la tecnología que usa en su asistente personal electrónico Siri.

Durante su proceso de confirmación, el secretario de justicia William Barr se mostró interesado en la forma en que Silicon Valley creció tanto “debajo de las narices” de los funcionarios antimonopólicos. “No creo que algo grande sea necesariamente malo”, manifestó. “Pero quiero saber más acerca de esa dinámica”.

Trump ha sido un feroz crítico de AT&T, propietaria de CNN. Y también ha criticado a Apple, Google, Facebook y Amazon por lo que describió como un comportamiento turbio, tendencioso o antipatria.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas