Además de resguardar en sus entrañas sitios sagrados para grandes grupos religiosos, en Israel cada vez las condiciones son más propicias para innovar y emprender proyectos. No en balde esta joya histórica del Medio Oriente, que hoy vuelve a ser noticia por la polémica que ha desatado su capital, se ha ganado el apodo de “Start-up Nation” (o la nación para iniciar). De esa manera rivalizando cada vez más, en materia de tecnología, con Silicon Valley, en California.

Para conocer algo de los avances tecnológicos y las oportunidades de negocio que germinan en Tierra Santa, un grupo de emprendedores y periodistas de alrededor del mundo visitó el país.

El programa Start JLM 2017, que tuvo lugar en Jerusalén recientemente, sirvió como plataforma para intercambiar ideas, adquirir conocimiento e interactuar.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del país, en colaboración con otras entidades gubernamentales de Jerusalén, llevó a cabo una serie de charlas y talleres para que unas 22 nuevas y pequeñas empresas intercambiaran ideas y conocieran el panorama empresarial en Jerusalén. Emprendedores de España, Perú, Chile, Brasil, India, Canadá, Australia, Tailandia, Estados Unidos, entre otros, conformaron el programa que los organizadores quieren repetir el próximo año.

En representación de EEUU, fue Camilo Padrón, de Miami, cuyo proyecto resultó ganador del concurso para participar en el programa. El cofundador de ValueDOC.com presentó su proyecto, que aunque se aleja del interés del pueblo judío, puesto que éste cuenta con un sistema de salud universal, sí puede resultar una tentadora propuesta para los miamenses, que como el resto de los habitantes de la Gran Nación, no corren con la misma suerte que los israelitas, en cuanto a seguro médico.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con el cubanoamericano sobre esta idea que podría revolucionar la manera en la que los miamenses utilizan el sistema de salud, un tema que en EEUU continúa en la mira del Gobierno sin resultados provechosos para la población.

Se trata de un portal a través del cual se puede reservar citas médicas siempre y cuando se pre-pague el servicio.

“En la plataforma hoy en día tenemos más de 100 doctores listos para dar servicio y estamos creciendo, estamos empezando por Miami, porque es la ciudad del sur de la Florida con más personas sin seguro médico”, explicó Padrón, cuya empresa se apoyó en un estudio de mercadeo realizado en The Idea Center del Miami Dade College para entender mejor a quienes dirigir su oferta.

En cuanto a qué se llevó de ese viaje a Israel, el empresario sugirió que, en materia de nuevos emprendimientos, los ejecutivos de empresas estadounidenses deberían ser más accesibles y receptivos a nuevas ideas, algo que dijo haber encontrado por aquellos lares de donde surgió la aplicación Waze, entre otras brillantes invenciones tecnológicas que hoy facilitan la vida de muchos.

“Creo que en los EEUU suelen ser más estrictos y estratégicos, mientras que en Israel están un poco más abiertos a escuchar sobre nuevos proyectos, cultivan más la idea. En los EEUU, muchas veces se sientan y si al pasar dos minutos, no les interesa lo que dices, no quieren seguir hablando contigo”, indicó.

Y, precisamente, esta cultura empresarial ha facilitado el auge en ese país de nuevos negocios o startups, que en su mayoría inician con dos socios y después se expanden, como fue el caso en Miami de ValueDOC.com, cuyo equipo cuenta con menos de 10 empleados.

Según data de las autoridades a cargo del desarrollo de Jerusalén, unos 6.000 negocios nuevos operan hoy en Israel. De acuerdo con la Jerusalem Development Authority, en el país abren cientos de nuevas empresas cada año, pero también fracasan muchas de ellas.

Sin embargo, el fracaso en Tierra Santa no representa una mala señal ni conlleva a un estigma social. Perder en el mundo de los negocios significa que se está insistiendo en la búsqueda del éxito, por tanto, no constituye una derrota, así lo consideran en suelo israelita.

El director ejecutivo del proyecto gubernamental Jnext, Oded Barel-Sabag, explicó que una de las fortalezas de las startups que surgen en Israel es que desde sus inicios se enfocan en tener presencia global, en especial en EEUU. El mercado israelí es “pequeño y muy fragmentado”, según describió el funcionario, con unos 8.000.000 de habitantes.

Aunque las condiciones en Israel son favorables para que pequeños negocios se originen allá y logren expandirse internacionalmente, las circunstancias son diferentes para los extranjeros que anhelen emprender y consolidar sus compañías en ese país medio oriental.

Según comentó Barel-Sabag, aunque sí hay presencia de gigantes corporativos como Google, Facebook, Amazon y Microsoft, en la actualidad los empresarios internacionales no pueden iniciar ni expandirse en Israel. Pero agregó que: “el Gobierno está considerando las maneras de cambiar esa situación”.

DIARIO LAS AMÉRICAS publicará una entrevista con Camilo Padrón para dar a conocer más detalles de su emprendimiento, ValueDOC.com.

Whernandez@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario