cmenendez@diariolasamericas.com

Los residentes de la Florida se muestran más preocupados sobre las temporadas de huracanes, después de sufrir cuatro grandes tormentas en los últimos tres años, incluyendo una de categoría cinco el año pasado.

De acuerdo con un reciente informe de la aseguradora AAA, el 92 por ciento de los residentes de la Florida está preocupado sobre la temporada de huracanes de 2019. Uno de cada cinco encuestados -el 19% - está más preocupado que el pasado año.

Te puede interesar

Preparación es clave

Independientemente del creciente miedo, más de un cuarto de los floridanos no se prepara con anticipación para enfrentar la época ciclónica, a pesar de que huracanes como el Florence, Michael, Harvey, Irma y María causaron más de $200.000 millones en daños, de acuerdo con floodsmart.gov.

“Si algo nos enseñaron los pasados huracanes es la importancia de estar preparados”, afirmó Peter Corrigan, presidente de Auto Club Insurance Company de Florida, según el comunicado de prensa.

“Aunque es imposible controlar la naturaleza, se puede tomar precauciones para asegurar que la familia y las propiedades estén protegidas. Las preparación contra huracanes debe incluir tener equipamiento de emergencia, plan de evacuación y seguro contra huracanes que incluya una póliza contra inundación”.

Ignorando las alertas

Basado en los hallazgos de la aseguradora AAA, solo 79% de los residentes de la Florida dejaría su casa ante una alerta oficial de evacuación originada por una amenaza de un huracán de grandes dimensiones. Entre quienes dicen que evacuarían, más de la mitad -62%- manifiesta que lo haría solo en caso de que el meteoro sobrepase la categoría tres.

El estudio señala que 7% de los residentes de la Florida evacuaría ante la llegada de un huracán de categoría 1; 21%, ante uno de categoría 2; 30% (categoría 3); 20% (categoría 4) y 12% abandonaría su casa solo ante un meteoro de categoría 5, que incluye vientos de 151 millas por hora.

Tiempo de huracanes

La temporada de huracanes comenzó el 1ro. de junio y terminará el 30 de noviembre. Durante estos seis meses es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Conocer las rutas de evacuación: visitar las páginas de floridadisaster.org y estudiar las vías recomendadas para cada.
  • Asegurar la propiedad: inspeccionar la propiedad y reparar los pequeños desperfectos o daños en techos, ventanas y bajantes antes de que pase el huracán. Podar los árboles que pudieran hacer daño a la casa en caso de ráfagas fuertes.
  • Tener un plan: crear un plan de evacuación para la familia que incluya formas de contactar, ubicaciones alternativas para reunirse, tener una persona de contacto fuera de la ciudad. Es necesario ubicar los documentos de identidad en el lugar más seguro de la casa. Investigar rutas de evacuación propias. Incluir en dicho plan a las mascotas.
  • Hacer inventario: actualizar el inventario doméstico, tomado imágenes con una cámara de video o el teléfono celular. Guardar las facturas de las compras más grandes, donde se incluyan los modelos y los números de serie de los electrodomésticos.
  • Crear una reserva para emergencias: es necesario crear una reserva suficiente para suplirse durante una semana sin energía eléctrica, ni agua. Deben adquirir linternas, baterías de repuesto, radios de baterías, medicamentos, un botiquín de primeros auxilios, sábanas, servilletas, enseres de higiene. También se debería colocar un set de emergencias en los autos.
  • Proteger la propiedad: revisar el seguro de propietario con un agente de seguros para comprobar que se cuente con la protección adecuada. Es importante analizar los deducibles y los seguros contra inundación. Tener claro si el seguro de inundación protege a los automóviles.

Las inundaciones

Aunque el viento de los huracanes y las lluvias torrenciales que les acompañan ocasionan cuantiosos daños, la primera causa de desastres en EEUU son las inundaciones.

Un dato importante es que las propiedades ubicadas en áreas de bajo riesgo de inundación representan el 20% de los reclamos a los seguro. Aunque parezca increíble, una sola pulgada de agua sobre el suelo puede causar pérdidas por cerca de $25.000 en las propiedades.

Por su parte, el estudio refleja que 57% de los residentes de la Florida está preocupado de poder sufrir daños por inundación en sus casas, aunque solo 19% haya experimentado daños por inundación alguna vez en su vida.

Otro de los hallazgos del estudio es que 21% de los floridanos desconoce que su seguro de hogar no cubre los daños por inundación, a pesar de que una póliza de dicho seguro puede costar menos de un dólar al día y tiene el potencial de cubrir hasta $100.000 en daños estructurales y $40.000 en daños del contenido de la casa.

FUENTE: CON INFORMACIÓN DE AAA
 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas