WASHINGTON.- El acuerdo comercial logrado entre Estados Unidos y China la semana pasada ofrece oportunidades para exportación a agricultores, fábricas y plantas energéticas norteamericanas. Y el nuevo tratado comercial con Canadá y México, aprobado el jueves por el Senado, podría estimular la producción en Estados Unidos.

Sin embargo, más que cualquier otra cosa, los dos avances ofrecen una tregua tras dos años de controversiales políticas económicas impulsadas por el presidente Donald Trump, acompañadas de amenazas, diatribas y aranceles. La incertidumbre estaba arrojando una sombra la economía,pues obligaba a las empresas a postergar su planificación hasta que se aclare el panorama.

Te puede interesar

“Lo que obtuvimos fue una paz comercial”, estima Mary Lovely, economista experto en temas comerciales de la Universidad de Syracuse. Al menos por ahora.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estaría usted de acuerdo con que los padres en Florida puedan decidir si sus hijos asistirán o no a clases cuando se traten temas como la evolución humana, la educación sexual o la influencia del hombre en el cambio climático?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas