La marca japonesa Subaru nunca ha tenido pretensiones de alcanzar grandes volúmenes de ventas. Sin embargo, a lo largo de las últimas dos décadas, y aun cuando otras marcas han visto vertiginosos descensos en sus ventas, como consecuencia de la crisis financiera de los años 2008 y 2009, Subaru, por encima de mantenerse firme, ha logrado incrementos alentadores en algunos años. Todo esto se atribuye a la alta calidad de sus productos, por una parte, pero además al hecho de que sus vehículos atraen a un público muy particular que exige la tracción integral y la altura más elevada del vehículo para que pueda superar ciertos obstáculos.

La penetración de Subaru y sus productos en estados con zonas montañosas como Colorado, California, Idaho, Montana y otros, donde son notables las inclemencias del invierno, es sencillamente sorprendente. Se les ve por todas partes, llevando al volante conductores que no necesariamente usan a diario las capacidades del vehículo que manejan, pero les agrada saber que, en caso de necesitarlas, allí están.

El producto nuevo más reciente de la marca, el Subaru Ascent del 2019, ya está en los concesionarios y su presencia se nota a menudo en las calles. Es relativamente fácil de identificar, teniendo en cuenta que se trata del vehículo más grande jamás fabricado por la marca japonesa. Se trata de un utilitario deportivo, completamente nuevo, con tres filas de asientos y capacidad hasta para ocho pasajeros adultos

El Subaru Ascent se impulsa con un motor Boxer, turbocargado, de cuatro cilindros opuestos horizontalmente, con 2.4 litros de desplazamiento, que produce 260 caballos de potencia, y está acoplado a una transmisión continuamente variable, con modo de cambio manual de ocho velocidades. Como no podría ser de otra manera, el Ascent cuenta con la legendaria tracción simétrica en las cuatro ruedas de Subaru. Tiene además una sorprendente capacidad de remolque de hasta 5 mil libras.

En el Ascent, la gente de Subaru corrigió algunos de los errores cometidos en la ya desaparecida Tribeca, que producía, entre otras cosas, un ruido no muy agradable, algo frecuente en los motores Boxer, que por otra parte tienen la enorme ventaja de ubicar su gran peso en la parte inferior del vehículo, elevando su centro de gravedad y contribuyendo a una mejor estabilidad. El interior del Ascent nada deja a desear cuando se compara con sus más sofisticados competidores, y en materia de conectividad, el Subaru Ascent puede venir equipado con sistema de WiFi e integración con Apple CarPlay y Android Auto.

Las cifras de rendimiento del completamente nuevo Subaru Ascent indican 22 millas por galón en la ciudad y 26 en la autopista. El precio básico comienza en los $36,630 dólares, si bien el que tuvimos la suerte de conducir llegó hasta los $42,920. Se fabrica en la planta de Subaru en Lafayette, Indiana, y se vende exclusivamente en el mercado norteamericano.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas