cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

Todos hemos oído hablar de la “uberización” de la economía. Es el concepto surgido a partir de la creación del modelo UBER, donde particulares pueden hacer un negocio, utilizando una plataforma digital. Los contratos y pagos de los servicios se hacen a través de teléfonos inteligentes y computadoras.

Ejemplo de negocios “uberizados” lo vemos en AIRBNB, Zillow y Lyft. La clave del modelo es que el entorno digital permite realizar compras, alquileres o la prestación de servicios de forma segura entre dos desconocidos.

Te puede interesar

El modelo Uber se ha aplicado a la esfera del conocimiento. Existen plataformas que permiten impartir y recibir clases a distancia y obtener certificados académicos. Allí están Coursera, EDX, y otras muchas. También otros han desarrollado plataformas que permiten compartir habilidades y conocimientos de oficios. Alguien que sepa carpintería puede ser contratado de forma segura para arreglar un mueble a través de una plataforma.

En este mundo “uberizado” nos ha sorprendido un nuevo modelo de negocio: la “uberización” de Uber. ¿Qué significa esta redundancia? Pues no es otra cosa, que montar un negocio con una plataforma modelo Uber dentro de los autos de Uber y Lyft.

DIARIO LAS AMÉRICAS tuvo la oportunidad en la reciente edición de eMerge Americas, en Miami, de conversar con Salomón Horowitz, cofundador y CEO de Vendy, una empresa que hace negocio dentro de los autos de Lyft, poniendo a disposición de los choferes una fuente de ingreso que funciona mientras transportan a sus clientes.

El negocio

Vendy es una plataforma de publicidad y comercio creada para la industria de autos compartidos, como UBER y Lyft. “Los conductores que adquieran este servicio pondrán dentro de su auto, un pequeño dispensador de mercancías que contiene distintos productos, tales como, refrescos, chicles, aspirinas y cosméticos”.

“Cuando el pasajero entra al auto, verá la caja de vending frente a él. En una etiqueta en la caja podrá leer las indicaciones de cómo acceder a los productos que contiene. Si desea obtener un refresco, debe previamente hacerse la cuenta de Vendy para pasajeros”.

Para comprar cualquier producto, el viajero debe entrar a la aplicación VendyNow app desde su teléfono celular, introducir un código unitario que va a encontrar dentro del menú, seleccionar el producto que desea y pagar con su método de pago preferido.

Esta aplicación es independiente a UBER o Lyft y puede pagar utilizando cualquier método de pago digital del monedero o Wallet de su teléfono.

El chofer

En los tiempos cuando Horowitz manejaba las operaciones de Lyft para el sur de la Florida, observó que los conductores no hacían mucho dinero a pesar de permanecer de 40 a 60 horas semanales tras el volante. “Creamos Vendy con la idea de ayudarles a incrementar sus ingresos sin ocasionarles gastos adicionales”.

La venta no interfiere con la conducción. El chofer no ejerce una venta activa. Sin embargo se beneficia al permitir que ocurra dentro de su auto.

“Un pasajero de Uber o Lyft pasa una media de 23 minutos en un carro de alquiler. Es una audiencia cautiva importante. La idea de Vendy es monetizar esa cautividad”, puntualizó el joven ejecutivo.

“El chofer que desee ampliar sus ingresos lo único que tiene que hacer es entrar en nuestra página e inscribirse como socio. Nosotros le enviaremos su caja con el inventario inicial para que pueda comercializar el producto. Esto lo convertirá en nuestro agente comercial. Cada vez que efectúen una venta recibirán el 50% de la facturación bruta”.

Por otra parte, "funcionamos como una agencia de publicidad. Si los choferes entregan muestras gratis de nuestros productos, ganarán 1 dólar por cada entrega a sus clientes”, especificó Horowitz.

La plataforma en cuestión lleva unos siete meses de creada. Hasta ahora, unos cientos de choferes de la Florida, Georgia, México y Colombia han incorporado la vendybox en sus autos. “Existen cerca de 1,8 millones de conductores de vehículos compartidos, además de quienes trabajan en taxis tradicionales. Estamos incursionando en un mercado con un potencial importante. Nuestro negocio es aplicable a UBER y Lyft y también a los taxis amarillos. Incluso, lo podríamos introducir en cualquier medio de transporte comercial”.

Otros servicios

La plataforma también brinda otros servicios de venta ajenos al mundo de los autos. “Al considerar que un cliente puede utilizar la plataforma para comprar algunos artículos, aprovechamos su navegación por nuestro entorno para ofrecerle otros productos y servicios que no necesariamente se encontrarán dentro del auto. Tenemos la capacidad de vender eventos locales. Cuando un cliente está comprando un caramelo, le damos la opción de adquirir entradas para un concierto, o servicio determinado”.

A la pregunta de por qué las marcas se interesan en Vendy, Horowitz, respondió: La plataforma hace de Vendy un canal de publicidad efectivo para que las marcas puedan conectar con sus consumidores visual, física y digitalmente.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la comunidad internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas