WASHINGTON.- El plazo para la última reinscripción de los salvadoreños en el programa de protección migratoria en Estados Unidos conocido como TPS finaliza la medianoche de hoy lunes.

Unos 195.000 salvadoreños tenían derecho a acogerse a la última prórroga de esta protección, que acabará para siempre en septiembre de 2019 después de que la Administración de Donald Trump decidiera cancelarla en enero en el marco de su mano dura en materia migratoria.

El Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) es prácticamente un programa de protección humanitaria: otorga permisos temporales de residencia y trabajo a ciudadanos de países con condiciones extraordinarias, como conflictos armados o desastres naturales. La idea es que puedan estar seguros en Estados Unidos hasta que las condiciones en su país permitan su regreso.

Lea también: La suspensión del TPS para los salvadoreños afectaría a 192.700 jóvenes estadounidenses

Estados Unidos se lo concedió a El Salvador tras los dos graves terremotos de enero y febrero de 2001.

De los 195.000 salvadoreños inscritos en el TPS cuando se anunció su final, el pasado miércoles eran unos 70.000 los que aún no se habían reinscrito en el programa, según datos de la embajada de El Salvador en Washington.

Los consulados que el país centroamericano tiene en Estados Unidos estuvieron en funcionamiento durante el fin de semana para ayudar y facilitar los trámites.

Lea también: Presentan ley en el Congreso de EEUU para legalizar a salvadoreños con TPS

Además del TPS para El Salvador, el Gobierno de Trump ha cancelado el de Haití y el de Nicaragua. Sobre el de Honduras debe aún tomar una decisión antes de julio.

Los salvadoreños que se acojan a la última prórroga del programa tienen hasta el 9 de septiembre de 2019 para irse de Estados Unidos o regularizar su situación por otras vías. Si no lo hacen, podrán ser deportados a partir de esa fecha.

La cancelación de estos TPS es un paso más en la restrictiva política migratoria que ha adoptado Trump desde su llegada hace algo más de un año a la presidencia. La decisión ha sido ampliamente criticada por el Partido Demócrata y organizaciones civiles, que la califican de "cruel".

Gran parte de las personas afectadas tienen una vida hecha en Estados Unidos y muchos de ellos tienen hijos nacidos en el país, que tienen, por tanto, nacionalidad estadounidense. Organizaciones del mundo económico como la Cámara de Comercio han advertido además de que la cancelación de estos TPS tendrá un impacto negativo en la economía.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas