MINNEAPOLIS.- El video es horrible: Un policía apoya su rodilla sobre el cuello de un hombre afroamericano esposado y tendido en el piso, que imploraba que levantase la pierna porque no podía respirar. Hasta que dejó de hacerlo.

Había muerto.

Te puede interesar

Cuatro policías fueron despedidos 24 horas después del incidente, en medio del furor causado por su intervención, pero esto no quiere decir los vayan a juzgar por asesinato y ni siquiera es seguro que el caso sea catalogado como un uso excesivo de la fuerza.

La medida fue tomada luego de que circulase un video filmado por una transeúnte afuera de una tienda de comestibles de Minneapolis el lunes por la noche, el cual dejó en claro que un policía continuaba apretando el cuello a Floyd a pesar de que este insistía en que no podía respirar. Hubo manifestaciones de protesta por la muerte de Floyd el martes por la noche. Miles de personas se presentaron en el lugar donde se produjo el incidente.

Muchos caminaron más de dos millas (unos tres kilómetros) hasta la comisaría de la zona. Algunos rompieron ventanas y pintaron paredes. La policía los dispersó con granadas de gas lacrimógeno.

Bridgett Floyd, hermana de la víctima, declaró en el programa Today de NBC que el caso debería ser catalogado como un asesinato “porque eso es lo que fue”. Dijo que no vio el video, pero que “no entiendo cómo alguien puede permitir la muerte de otra persona así como así”.

El alcalde Jacob Frey anunció los despidos en Twitter diciendo que “es lo que corresponde hacer”.

El FBI y la policía estatal investigan el caso, que inmediatamente fue comparado con la muerte de Eric Garner, otro hombre afroamericano desarmado que falleció en el 2014 en Nueva York cuando un policía lo inmovilizó tomándolo con un brazo por el cuello. Garner también dijo que no podía respirar, y el agente no aflojó la forma en que lo tenía tomado.

En el caso de Garner, el agente fue despedido solo después de que distintos organismos completasen investigaciones. La familia de Garner se pasó años pidiendo que el agente fuese destituido.

Los agentes de Minneapolis no han sido identificados públicamente, aunque un abogado dijo que representaba a Derek Chauvin, el agente que puso su rodilla en el cuello de Floyd. El abogado, Tom Kelly, no hizo comentarios.

Los investigadores deberán determinar cuál fue la intención de los agentes, si querían hacer daño a Floyd o si su muerte fue un accidente. También se debe decidir si privaron a Floyd de sus derechos civiles.

Informes de la prensa dicen que Chauvin fue uno de seis agentes que en el 2006 mataron a tiros a Wayne Reyes, quien según la policía les apuntó con un arma después de apuñalar a dos personas. Chauvin también disparó e hirió a un hombre en el 2008 al intervenir en un caso de violencia doméstica. La Policía no respondió de inmediato a un pedido de antecedentes de Chauvin.

La policía de Minneapolis está autorizada a apoyar su rodilla en el cuello de una persona sin hacer presión sobre sus vías respiratorias, en lo que se considera una intervención “no letal”.

Dos expertos en el uso de la fuerza dijeron a Associated Press que el agente claramente inmovilizó a Floyd demasiado tiempo. Señalaron que lo tenían controlado y que Floyd ya no ofrecía resistencia. Andrew Scott, exjefe de la Policía de Boca Ratón, Florida, dijo que la muerte de Floyd fue producto de “una combinación de un entrenamiento inadecuado y de alguien que ignora su entrenamiento”.

“No se podía mover. Les decía que no podía respirar y ellos lo ignoraron”, expresó Scott. “Me cuesta describir lo que pasó. Fue algo duro de ver”.

AP20148538777657.jpg
Foto tomada de un video hecho por Darnella Frazier que muestra cuando un policía blanco inmoviliza a un sospechoso negro que había sido detenido por error el 25 de mayo del 2020 en Minneapolis. El agente no disminuyó la presión a pesar de que el individuo decía que no podìa respirar y provocó su muerte.

Foto tomada de un video hecho por Darnella Frazier que muestra cuando un policía blanco inmoviliza a un sospechoso negro que había sido detenido por error el 25 de mayo del 2020 en Minneapolis. El agente no disminuyó la presión a pesar de que el individuo decía que no podìa respirar y provocó su muerte.

En su página de Facebook el alcalde ofreció disculpas a la comunidad afroamericana por el trato que recibió Floyd, un hombre de 46 años que trabajaba como guardia de un restaurante.

“Ser negro en Estados Unidos no debería ser una sentencia de muerte. Durante cinco minutos vimos a un agente blanco que apoyaba su rodilla en el cuello de un hombre negro. Cinco minutos. Cuando oyes a alguien que pide ayuda, se supone que debes ayudar. Este agente falló en el sentido humano más básico”, dijo el alcalde Frey.

La Policía dijo que los agentes pararon a Floyd porque se parecía mucho a la descripción de un hombre que buscaban por una falsificación y que él se resistió a ser detenido.

En algunas ciudades la policía está ignorando casos menores como los de una falsificación durante la pandemia del coronavirus.

Los agentes, por otra parte, no tenían tapabocas.

En el video se ve a Floyd implorando al agente: “Por favor, por favor, no puedo respirar”.

Transeúntes le pidieron al agente que aflojase la presión, y él respondió: “Está hablando, de modo que respira”.

Floyd dejó de moverse y el agente no levantó su rodilla hasta que sus compañeros estuvieron listos para subirlo a una camilla que llevaron paramédicos.

Varias personas que pasaban por allí filmaron el episodio. Algunos se preocuparon por el estado de Floyd. Uno gritó varias veces “¡no se mueve!”. Dos personas, incluida una mujer que dijo que trabajaba en el Departamento de Bomberos, le pidieron a los agentes que le tomasen el pulso a Floyd. “¡Tómenle el pulso y díganme cuál es!”, les gritó la mujer.

En determinado momento un agente responde: “No tomen drogas, muchachos”.

“¿Que no tomemos drogas? ¿Qué estás diciendo? ¿Qué te piensas que es esto?”, le dice uno de los curiosos.

Floyd llevaba cinco años trabajando en un restaurante llamado Conga Latin Bistro y le alquilaba una vivienda al dueño del restaurante, Jovanni Thunstrom.

“Era un buen amigo, una buena persona y buen inquilino”, declaró Thunstrom al Star Tribune. “Era como de la familia. Sus compañeros de trabajo y sus amigos lo estimaban mucho”.

La muerte de Floyd se produjo cuando todavía no se había acallado el clamor por la de Ahmaud Arbery, fallecido el 23 de febrero en Georgia, baleado por un hombre blanco y su hijo tras verlo corriendo por su barrio. Pasaron dos meses antes de que se radicasen cargos contra ellos.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas