NUEVA YORK.- La Iglesia católica en Estados Unidos contabilizó 4.434 denuncias de abuso sexual cometido por miembros del clero durante el año fiscal 2018-19, el triple que el año previo, y gran parte del incremento se deriva de una serie de demandas y reclamaciones presentadas por víctimas que sufrieron abusos hace décadas, indicó el episcopado en un informe difundido el jueves.

En el documento anual más reciente sobre abuso sexual a manos de sacerdotes, las diócesis y otras entidades católicas reportaron haber realizado pagos por 281,6 millones de dólares durante el año para cubrir gastos relacionados con las acusaciones, incluyendo pagos por casos reportados en años anteriores.

Te puede interesar

Del total, sólo 37 de las nuevas acusaciones fueron realizadas por personas que eran menores de edad durante el año auditado que concluyó el 30 de junio de 2019. De esa cifra, ocho denuncias tenían fundamentos, mientras que el resto continúa bajo investigación o fueron consideradas infundadas.

Se ha registrado un marcado incremento en general de las denuncias en los últimos tres años, en los que las diócesis han enfrentado una presión sin precedentes para atender el problema del abuso sexual cometido por clérigos, que se da desde hace décadas. El informe de 2017 incluyó 693 acusaciones, y el de 2018 tuvo 1.451 denuncias.

Los casos citados en el nuevo informe involucran a 2.982 sacerdotes y otro personal de la Iglesia. De las acusaciones, 1.034 tenían fundamentos; muchas otras siguen bajo investigación o no pudieron demostrarse, según el documento.

Muchas diócesis de Estados Unidos han sido objeto de pesquisas estatales después de que un jurado investigador de Pensilvania dio a conocer un informe en agosto de 2018 en el que detalla cientos de casos de supuestos abusos. En febrero de 2019, el excardenal Theodore McCarrick fue expulsado del sacerdocio por abusar sexualmente de menores y seminaristas, y los investigadores han intentado determinar si algunos de los miembros de mayor rango del clero católico encubrieron sus delitos.

Muchas diócesis del país han establecido programas de compensación para las víctimas que han presentado reclamaciones creíbles por abusos, y algunas otras se han declarado en bancarrota. Cientos de nuevas acusaciones se dieron a través de demandas, la mayoría de ellas presentadas por hombres de entre 40 y 60 años que afirmaron que fueron víctimas de abusos durante su infancia.

El número de demandas podría aumentar en el año fiscal actual, debido a que las legislaturas de Nueva York, Nueva Jersey, California y otros estados aprobaron cambios a las leyes de prescripción de los delitos, que otorgan a las víctimas de abusos de hace varias décadas nuevas oportunidades de presentar demandas en contra de la Iglesia y otras instituciones.

En el nuevo informe también se detallan las labores implementadas por la Iglesia para combatir los abusos. En 2019 se realizaron más de 2,6 millones de revisiones de antecedentes a sacerdotes, empleados y voluntarios, y se brindó capacitación a más de 2,6 millones de adultos y 3,6 millones de jóvenes para identificar las primeras señales de abuso y cómo reportar los incidentes.

Este es el 17mo informe de abusos cometidos por miembros del clero desde 2002, cuando el episcopado estadounidense estableció e implementó un amplio conjunto de procedimientos para atender las acusaciones de abuso sexual.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas