PARÍS.-Estados Unidos superará a Rusia como el mayor productor mundial de petróleo en 2023 y cambiará su posición histórica de importador para situarse cerca de la autosuficiencia, según se desprende de un documento sobre el mercado petrolero divulgado por la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés).

Concretamente, la producción de EEUU crecerá en 2,7 millones de barriles al día durante el próximo quinquenio, más de la mitad del crecimiento total de la capacidad productora a nivel mundial, que se prevé que sea de 6,4 millones de barriles diarios. De esta forma, la IEA pronostica que el país suministre cerca de 12,1 millones de barriles diarios, convirtiéndose así en el principal productor mundial y casi igualando el nivel de su demanda interna.

De hecho, la agencia internacional cree que si los precios continúan subiendo incluso por encima de las suposiciones del documento, que se basan en la actual curva de precios, el nivel de suministro de 'oro negro' por parte de EEUU será mucho mayor en los próximo cinco años.

"EEUU está listo para poner su sello en los mercados petroleros mundiales durante los próximos cinco años", subrayó el director de la IEA, Fatih Birol. Solamente el aumento de la producción estadounidense cubrirá el 80% del crecimiento de la demanda mundial, lo que unido a la oferta por parte de Brasil, Canadá y Noruega, el mundo podrá estar "bien abastecido", pues cubrirán la totalidad de la demanda.

De su lado, el suministro por parte de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentará en solo 750.000 barriles al día hasta 2023. Prácticamente todo el crecimiento de la producción del cártel provendrá de Medio Oriente. En Venezuela, sin embargo, el suministro se ha reducido a más de la mitad en los últimos 20 años y se estima que esta disminución se acelerará. La fuerte caída de Venezuela compensará las ganancias de Irak.

Respecto a la demanda de petróleo, la IEA calcula que aumentará en 6,9 millones de barriles diarios en 2023, hasta situarse en 104,7 millones de barriles. China continuará siendo el principal motor de crecimiento, aunque las políticas más estrictas para frenar la contaminación atmosférica podrían reducir su crecimiento.

MAYORES INVERSIONES

Según el estudio, a pesar de la caída de los costes, se necesitarán inversiones adicionales para estimular el crecimiento de la oferta después de 2020. La industria petrolera aún no se ha recuperado de la caída sin precedentes de la inversión entre 2015 y 2016.

"Como hemos destacado en repetidas ocasiones, la imagen de inversión global es débil, lo que sigue siendo motivo de preocupación. Se necesitarán mayores inversiones para compensar la disminución de los campos petrolíferos", explicó Birol.

Por tanto, la IEA asevera que no hay que caer en la complacencia, sino que se debe incidir en la necesidad de una mayor inversión para poder garantizar un suministro seguro a la sólida demanda futura. "La inversión en el mantenimiento de la producción actual es un desafío, la inversión en el crecimiento de la demanda futura es otro", subraya la IEA.

FUENTE: Europa Press

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas