jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.- El plan presupuestario aprobado por el Congreso no sólo evitó el cierre parcial de la administración del Gobierno estadounidense, sino que, según las palabras de legisladores y estudiosos en asuntos políticos, probó que es posible alcanzar acuerdos bipartidistas e incluso votar contra iniciativas del partido de afiliación.

El acuerdo presupuestario, que fue aprobado a altas horas de la madrugada del viernes y firmado a primera hora por Donald Trump, contempla un gasto en defensa y otros asuntos del Ejército para los próximos dos años de 300.000 millones de dólares, a cambio de 90.000 millones que eran requeridos por los demócratas, para cubrir ciertos planes sociales y asistencia a desastres naturales, como los que fueron causados por los huracanes Irma y María.

Acorde a las palabras del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, el plan presupuestario aprobado "prioriza la seguridad y el bienestar del pueblo estadounidense", tras meses de debate legislativo y dos cierres parciales administrativos.

Las cifras adicionales serán acordadas por comités especializados, aunque se estima que unos 10.000 millones serán destinados al mantenimiento de la infraestructura pública nacional, 2.900 millones para la infancia y 3.000 millones para combatir el consumo de sustancias y medicamentos.

Paul Ryan
El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, se prepara para afrontar una de sus grandes batallas.
El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, se prepara para afrontar una de sus grandes batallas.

Ryan señaló que ambos partidos tuvieron que hacer concesiones para alcanzar los votos necesarios, ya que “ninguno obtenía todo lo que quería”.

Todo esto, enfocado, según las palabras del senador republicano Rand Paul, que se opuso a la propuesta, a incrementar la deuda nacional.

De hecho, el senador Paul trató de evitar la votación y tildó a colegas de “hipócritas” por “no tener respeto por el dinero de los contribuyentes” y la deuda nacional, cuyo límite de gasto tendrá ahora unos 300.000 millones más en dos años.

Al cierre de esta edición, el monto del déficit era 20.240 billones de dólares, trillions en inglés, lo que equivale al 105,6% del producto interno bruto del país.

El voto

Anticipando la cantidad de republicanos que votarían en contra de la propuesta presupuestaria, Ryan necesitaba obtener el apoyo de una buena parte de los demócratas para equilibrar la pérdida de votos favorables.

Aun así, el resultado fue sorprendente: 67 republicanos votaron contra la propuesta oficialista, entre ellos la congresista floridana Ileana Ros-Lehtinen, y 73 demócratas dieron el sí necesario.

DACA

Los demócratas no lograron mantener en el debate la financiación de las demandas migratorias, ni los republicanos el pago de la factura del hipotéticamente diseñado muro de México.

Sin embargo, la preocupación de la oposición demócrata sigue siendo la solución permanente para los cerca de 800.000 jóvenes inmigrantes indocumentados conocidos como "soñadores", que podrían perder su protección a la deportación el 5 marzo, cuando cumple el plazo dado por la orden ejecutiva de Trump, que se sobrepone a la orden presidencial, de Barack Obama, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

En resumen, las próximas semanas serán cruciales en el Capitolio, tanto para los legisladores que defienden a los jóvenes que llegaron a EEUU siendo menores, como para quienes se oponen a una acción de gracia que podría ser interpretada como una debilidad entre quienes se oponen a la inmigración.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas