BARCELONA.- José Bravo, el turista estadounidense que fue agredido por un grupo de vendedores ambulantes en el centro de Barcelona (noreste), dijo hoy a Efe que esas personas intentaron matarlo al interceder para que dejaran de atacar a una mujer que los había recriminado.

"El golpe que me dieron fue para matarme", aseguró Bravo, de 45 años, quien presentó hoy una denuncia ante la Policía por las lesiones sufridas la madrugada del pasado miércoles, cuando fue atacado por un grupo de vendedores ambulantes, de los que proliferan en el centro de las ciudades, conocidos en España como "manteros".

Esas personas venden productos falsificados de marcas conocidas, que exponen sobre telas sobre el suelo.

Los agentes abrieron una investigación para tratar de identificar, localizar y detener a los "manteros" que agredieron a este turista y le causaron una herida en la cabeza, por la que fue atendido en un hospital.

"Yo venía caminando por la plaza con mi familia y vi que un grupo de africanos estaban atacando a una mujer, sin que nadie la defendiera. Decidí cruzar la calle y tratar de defender a la mujer. La atacaban a patadas. Era un grupo de africanos atacando a una mujer blanca, sola", relató Bravo a Efe.

"Se centraron en mí, me empezaron a atacar, un grupo de ellos con cinturones, hebillas. Hubo un punto del ataque en que vinieron como tres o cinco y me atacaron con un arma que tenían escondida y me hicieron un corte en la cabeza y en una vena", afirmó Bravo.

El turista añadió que hoy partirá hacia Italia, antes de regresar a su país y reconoció que se va de Barcelona (noreste) con una "mala imagen" de la ciudad.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que existen las condiciones para que el gobierno de Donald Trump otorgue el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos en EEUU?

Las Más Leídas