MIAMI.-La depresión tropical Gordon, que tocó tierra anoche como tormenta entre los estados sureños de Alabama y Missisipi, continúa hoy debilitándose en su camino hacia el interior dejando intensas lluvias a su paso, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Un niño murió en el noroeste de Florida, tras caer un árbol en su vivienda, y miles de hogares se encontraban sin electricidad esta mañana en varios estados del sur de EEUU por la llegada anoche de la tormenta tropical Gordon, que se degradó a depresión tras tocar tierra.

El sistema se encuentra en estos momentos ubicado a unas 5 millas (10 kilómetros) al oeste de Jackson, en Misisipi, y presenta vientos máximos sostenidos de 30 millas por hora (45 km/h), señaló el NHC en su boletín de las 11 am EDT.

Se desplaza en dirección noroeste con una velocidad de traslación de 14 millas por hora (22 km/h) y se espera el centro de Gordon "se mueva hoy a través del valle inferior de Misisipi", para efectuar luego un giro hacia el norte-noroeste y norte el próximo viernes.

Se estima que el sistema dejará a su paso una acumulación media de lluvia de 4 a 8 pulgadas (10-20 centímetros) en el noroeste de Florida, el suroeste de Alabama, el sur y centro de Missisipi, el noreste de Luisiana, Arkansas, Misuri y el sur de Iowa e Ilinois.

Estas precipitaciones podrían causar inundaciones repentinas en diversas zonas de los estados mencionados, advirtieron.

Por otro lado, el huracán de categoría tres Florence se fortaleció de nuevo al subir sus vientos máximos sostenidos a 125 millas por hora (205 km/h) en su avance por el centro del Atlántico, pero no representa de momento riesgo para zonas pobladas.

El NHC, con sede en Miami, detalló que Florence se desplaza en dirección noroeste y se encuentra a 1.160 millas (1.865 kilómetros) al este-noreste del norte las islas de Sotavento (Antillas Menores) y a 1.370 millas (2.205 kilómetros) al este-sureste de las Bermudas.

El sistema se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de traslación de 13 millas por hora (20 km/h).

Se prevé que Florence gire hacia el oeste-noroeste el jueves y la próxima semana lo haga hacia el noroeste.

Los expertos prevén un posible "debilitamiento" de Florence en los próximo días, pero "permanecerá como un fuerte huracán", el primero de categoría mayor de la actual temporada de huracanes en la cuenca atlántica.

Los meteorólogos estadounidenses pronosticaron el pasado 9 de agosto una temporada de huracanes en el Atlántico un 60 % por debajo de lo normal.

El nuevo pronóstico revisado de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) prevé cinco huracanes en la cuenca del Atlántico y solo uno de ellos de las categorías más destructivas.

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico se han formado siete tormentas tropicales, de las cuales Beryl, Chris y Florence se convirtieron en huracanes, este último de categoría tres en la escala de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario