SAN FRANCISCO Los supervisores de la ciudad de San Francisco se aprestaban a votar el martes una resolución para condenar el hecho de que un hospital general público de la ciudad lleve el apellido del cofundador de Facebook. El hospital tomó la decisión después de que Mark Zuckerberg y su esposa, la doctora Priscilla Chan, donaron 75 millones de dólares en 2015 para un nuevo centro de cuidados intensivos y traumatología.

Zuckerberg y Chan residen en San Francisco.

Te puede interesar

La resolución no es vinculante ni cuenta con el respaldo de la ley, y no requerirá que el hospital hiciera algún cambio en caso de ser aprobada.

La junta actual no tiene la autoridad para revocar el acuerdo, admitió el supervisor Gordon Mar, copatrocinador de la resolución. Sin embargo, dijo que la resolución enviaría el mensaje de que la ciudad de San Francisco no está a la venta y que un hospital público que atiende a la gente de escasos recursos no debe llevar el nombre de alguien cuya plataforma de redes sociales pone en peligro la salud pública, difunde información errónea y viola la privacidad.

“Ha habido una creciente indignación pública porque se nombró a esta importante institución de salud pública y los derechos del nombre se vendieron al mejor postor y a alguien tan controvertido como el Sr. Zuckerberg y Facebook”, afirmó.

El gigante de las redes sociales ha sido acusado de responder lentamente cuando se trata de proteger la privacidad de los usuarios y detener la proliferación de noticias falsas. El gobierno federal está tratando de dividir Facebook y algunos legisladores piden una supervisión más estricta de una empresa que, aseguran, se ha vuelto demasiado grande.

La votación del martes no es nada nuevo. Varios críticos locales de Facebook, incluidas algunas enfermeras del propio hospital, han pedido durante años que se elimine el apellido de Zuckerberg. Alegan que el nuevo nombre, válido por 50 años, es inapropiado cuando los contribuyentes de San Francisco cubren la mayor parte de las mejoras en el hospital al aprobar más de mil millones de dólares en bonos.

“No somos un estadio o un foro deportivo que se pueda comprar y vender con fines comerciales. Somos un hospital público de y para la gente de la ciudad y el condado de San Francisco. Merecemos que se conserve esa dignidad”, dijo Julie French, una empleada del hospital en un correo electrónico dirigido a los supervisores.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.05%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.6%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.35%
18540 votos

Las Más Leídas