POR ADOLFO FRANCO
Analista Político

Cuando los demócratas dicen conocer lo que la comunidad hispana prefiere y se niegan a asignar fondos para la construcción de un muro en nuestra frontera sur, muestran un sentido de superioridad proveniente de la ignorancia. Ellos hablan sobre seguridad fronteriza y lo que significa para los hispanoamericanos; pero la realidad es que insinúan que apoyamos el deterioro del estado de derecho y que no nos importa la seguridad nacional. Nada está más lejos de la verdad.

Recientemente, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.) calificó la construcción del muro fronterizo "inmoral". Sin embargo, creo que lo es realmente inmoral es exponer a los ciudadanos y residentes legales a los peligros que plantean los 17.000 adultos con antecedentes penales que los oficiales de Aduanas y Patrulla Fronteriza (CBP) arrestaron en el último año fiscal. Lo que es escabroso es que los demócratas prefieran que los dólares de los contribuyentes se destinen a la remoción de más de 108.000 extranjeros criminales (como durante el año pasado) en lugar de usar esos fondos para educar a los líderes del mañana: nuestros hijos. Como inmigrante legal, entiendo el porqué tantas personas quisieran venir a vivir a este país y prosperar bajo una economía que está auge, pero eso no justifica el hecho de venir ilegalmente.

Te puede interesar

Los hispanos queremos seguridad laboral y nacional. El desempleo hispano está en un 4.4 por ciento, la tasa más baja jamás registrada. Los solicitantes de empleo en la comunidad hispana no deberían tener que competir con personas que pudieran reducir su salario al trabajar de manera ilegal. Nuestra seguridad nacional también está ligada a la seguridad fronteriza. Los demócratas no quieren admitir que nuestras comunidades hispanas están en riesgo por el crimen que cruza la frontera. En los cuatro sectores, El Paso, Yuma, Tucson y San Diego, donde el CBP ha mejorado o ampliado las barreras físicas se ha visto una reducción asombrosa del 90 por ciento o más en el tráfico ilegal.

Nuestro fracaso en asegurar la frontera es un reflejo de un sistema migratorio quebrantado. Esta es la razón por la que el vicepresidente Mike Pence señaló recientemente que el presidente Trump quiere abordar una solución al estado migratorio de los DREAMers (soñadores) "en una manera compasiva".

Yo, condeno el hecho de que los demócratas me traten como una estadística para el beneficio de su agenda política de fronteras abiertas. Rechazo su retórica de que soy menos hispanoamericano o que carezco de compasión porque apoyo la construcción una barrera física que fortalece la seguridad de nuestras comunidades. Deseo ver a mi familia y a mi país a salvo, y considero que un muro fronterizo es la manera correcta de garantizarlo. Es hora de que los demócratas trabajen con el presidente Trump para que esto suceda.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas