Un hombre que estaba con George Floyd la noche que murió dijo que su amigo no opuso resistencia al arresto y que, por el contrario, trató de distender la situación antes de que lo esposaran, lo arrojaran al suelo y un policía posara una rodilla sobre su cuello, presionándolo contra el suelo.

Maurice Lester Hall, un viejo amigo de Floyd, iba de pasajero en el auto de éste cuando la policía se acercó el 25 de mayo tras recibir una denuncia sobre el intento de alguien de pagar con un billete falso en una tienda. Hall dijo al diario New York Times que Floyd trató de demostrar que no se resistía.

Te puede interesar

“Lo escuché suplicar ‘por favor, oficial, ¿por qué todo esto?’”, dijo Hall.

Hall es un testigo clave en la investigación del estado a los cuatro agentes que detuvieron a Floyd. Derek Chauvin, el agente blanco que siguió apretándole el cuello con la rodilla después que Floyd quedó inmóvil, está acusado de homicidio simple y homicidio involuntario. Los otros tres están acusados de complicidad. Los cuatro fueron suspendidos de la policía.

acusados de colaboración y complicidad en la muerte del afroestadounidense George Floyd.jpg AP 2020
De izquierda a derecha aparecen  J. Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao, acusados de colaboración y complicidad en la muerte del afroestadounidense George Floyd.

De izquierda a derecha aparecen J. Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao, acusados de colaboración y complicidad en la muerte del afroestadounidense George Floyd.

Una mujer también estaba en el auto, pero Hall dijo que no sabía su nombre. La identidad de Hall sólo se hizo pública después del informe del Times.

Hall dijo al programa periodístico “Good Morning America” que la situación escaló rápidamente, la policía aferró a Floyd, lo arrojó al interior de una patrulla, luego lo sacó y “saltaron sobre su nuca”. Dijo que se llevaron a Floyd en una ambulancia y que él no se enteró de su muerte sino al día siguiente, cuando vio el video tomado por un transeúnte y publicado en Facebook.

“En ese momento lloraba y pedía ayuda a cualquiera porque estaba muriendo”, dijo Hall al Times. “Siempre voy a recordar el miedo que vi en la cara de Floyd porque era muy buena persona. Eso es lo que veo, un hombre ya grande que llora antes de morir”.

Hall, de 42 años, dijo que fue a un homenaje a Floyd y que luego viajó de dedo a Houston, donde lo detuvieron el lunes bajo órdenes de arresto por posesión ilegal de un arma, asalto doméstico y posesión de drogas. Posteriormente un investigador de Minnesota lo interrogó durante horas acerca de la muerte de Floyd. Su abogado dijo que después quedó en libertad.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz y el departamento estatal de Derechos Humanos han ordenado una investigación del departamento de policía de Minneapolis para determinar cómo resolver la discriminación racial y efectuar cambios. El viernes, las autoridades municipales de Minneapolis y el estado elaboraban un acuerdo para una orden de restricción temporaria para obligar a hacer cambios

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas