MIAMI.- Las autoridades del Departamento de Aguas y Alcantarillados (DAA) del condado Miami-Dade recomendaron este martes evitar las actividades acuáticas, pesca, natación y paseos en botes en la zona noreste del condado tras verificar la rotura de una tubería de aguas residuales, actualmente en estado de reparación.

La avería tuvo lugar debajo del puente localizado en 2500 NE 163 Street y fue reportada al citado departamento la tarde del domingo”por un señor que paseaba en un kayak”, según comunicó a DIARIO LAS AMÉRICAS Jénifer Hernández, oficial de información pública del DAA.

Te puede interesar

“Tras recibir el reporte, enviamos a nuestro personal para hacer las comprobaciones pertinentes, señalizar el área afectada y coordinar los trabajos de reparación”, explicó Hernández.

Con el objetivo de no interrumpir el servicio de alcantarillado durante los trabajos de reparación, comenzados el lunes 12 de agosto, los contratistas han hecho un desvío de tubería antes y después del punto de la avería, dijo el DAA en un comunicado de prensa.

Según Hernández, “la zona afectada por las aguas residuales incluye Greynolds Park, Oleta River States Park, las playas ubicadas a 500 pies al norte, al sur de la isla de Haulover y la playa localizada en el intercostal de la ciudad Bay Harbor”.

“Mientras nosotros reparamos e investigamos el origen de la rotura, el Departamento de Salud del Condado está tomando muestras para chequear el alcance de la avería en el cuerpo de agua que discurre por toda la zona”.

Los servicios del DAA continúan suministrándose con normalidad, “el único efecto que a nivel práctico tiene este vertido para los residentes locales es que no deben estar en contacto con el agua dentro de la zona señalizada”.

Sin embargo, el DAA del Condado ha llamado a los residentes de la zona afectada a consumir menos agua para por consiguiente disminuir el flujo en las alcantarillas y, con esa acción, facilitar los trabajos de reparación, “que deben concluir en la noche del jueves”.

El Departamento de Salud continuará haciendo las pruebas pertinentes en la zona afectada y “cuando logre, durante dos días consecutivos, resultados positivos, comprobando que no hay ninguna bacteria dañina, entonces nos autorizará a levantar las señales que advierten sobre el peligro de tener contacto con el agua”, aseguró Hernández.

El pasado 9 de enero, durante una alerta para evitar el uso de las playas North Shore, en Collins y la 73, el Departamento de Salud, entonces, alertó sobre la presencia de bacterias dañinas, como el esterococcus, que podrían causar infecciones urinarias, diverticulitis o meningitis.

“Estamos en el séptimo año de un proyecto de desarrollo para mejorar las infraestructuras de las alcantarillas en el condado Miami-Dade. Nos quedan otros 15 años. Pero, desafortunadamente, siempre existirá la posibilidad de que suceda una avería. Es por ello, que disponemos de un personal especializado de servicio durante 24 horas al día”, concluyó la vocera.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas