MIAMI.– El Departamento de Agua y Alcantarillado de Miami-Dade emitió un aviso de precaución a la comunidad para evitar la realización de actividades recreativas en parques y playas en una extensa zona del noreste del condado, como consecuencia de la rotura de una tubería de aguas residuales, que ya se encuentra en proceso de reparación.

La alerta, que podría extenderse hasta la noche del jueves próximo, incluye a los parques Oleta River, Greynolds y Haulover, como también el lago Maule y algunos sectores de las playas de Haulover Inlet y Bal Harbour, según un comunicado de prensa emitido por esa dependencia condal.

Te puede interesar

De acuerdo con el parte informativo, una tubería de aguas residuales de 48 pulgadas se rompió el domingo pasado cerca del 2500 NE 163rd St., por lo que fue necesario contratar a una compañía para ejecutar los trabajos de reparación de la línea conductora, que se encuentra 12 pies debajo de la superficie del agua.

Embed

Como resultado de la emergencia, el aviso solicita evitar actividades como natación, pesca y navegación. Además, se hace un llamado a los residentes de la parte noreste del condado para que conserven agua con el propósito de disminuir el impacto en el sistema de aguas residuales.

El Departamento de Alcantarillado y Agua informó que las comunidades de Sunny Isles Beach, Golden Beach y Eastern Shores de North Miami Beach “no notarán ninguna interrupción del servicio”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas