jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Hace apenas un año después 14 jóvenes estudiantes y tres profesores fueron asesinados en el instituto Stoneman Douglas, en la localidad de Parkland, al noroeste de Miami,y ahora el Congreso estatal de la Florida se apresta a discutir la propuesta de ley que podría armar a los maestros para defender el aula y sus propias vidas.

En ese sentido, el comité senatorial de Educación acaba de recomendar su discusión en una cerrada votación 5 a 3, en la que los cinco votos favorables correspondieron a republicanos.

Te puede interesar

“Quiero que haya alguien allí (en el aula) que proteja a mis nietos y todos los alumnos”, opinó el senador republicano de Ocala Dennis Baxley.

“Si alguien está al frente de la seguridad, no podemos ponerlo al frente con una pistolita de agua y quedarse ahí para ser víctima sin poder defenderse”, argumentó.

Por contraste, la senadora demócrata de Palm Beach Lori Berman cree que armar a los maestros traerá más problemas, más violencia.

“No estoy de acuerdo con un tipo de programa que no haya sido probado primero. Posiblemente termine empeorando la situación”, definió.

Y subrayó: “Un mayor acceso a las armas en la escuela conlleva a un riesgo mayor”.

Una propuesta similar fue planteada el año pasado pero sólo esta vez la proposición parece tener más apoyo. Luego de que el gobernador Ron DeSantis manifestó que apoya la idea y la Marjory Stoneman Douglas Public High School Public Safety Commission recomendó armar a los maestros.

El senador republicano por Miami Manny Díaz, que preside el comité senatorial, cree que la propuesta apela por un programa voluntario y que los distritos se pueden negar a participar.

“Simplemente”, aseguró el senador, “la propuesta de ley elimina la obligación (de los maestros) a tener obligaciones adicionales. Actualmente, un profesor que imparta clases por seis períodos y no tenga otras obligaciones, puede ser guardián con tan solo decir que quieren ser vigilante de pasillos o prefiere patrocinar un club”.

De cualquier manera, autoridades condales de las escuelas públicas, incluyendo Miami-Dade que es la cuarta más grande del país, manifestaron públicamente que se oponen a entregar armas a los maestros.

Hace seis años, cuando ocurrió la masacre de Sandy Hook, el entonces representante estatal Baxley y unos de los promotores de la ley Stand Your Ground sugirió armar a los maestros para hacer frente a los agresores.

"Un objetivo indefenso es exactamente lo que una persona trastornada busca para no ser abatido", alegó entonces.

En aquella ocasión, el superintendente escolar de Miami-Dade Alberto Carvalho opinó que “sería un día muy triste para el país si alguna vez llegáramos a eso”

“Los maestros no deben ser los que estén en la primera línea contra la violencia”, recalcó Carvalho, a lo que el superintendente escolar de Broward Robert Runcie añadió: “No creo que poner armas en las escuelas sea la respuesta a los retos que tenemos en este país”.

El superintendente escolar Carvalho reiteró su posición: “Tanto yo como la Junta Escolar (de Miami-Dade) nos oponemos a armar a los maestros”, declaró el superintendente escolar Alberto Carvalho.

“Las armas son para el personal de seguridad y el cuerpo policíaco. No podemos llevar armas adonde no deben estar”, recalcó.

Maestros

Según un informe de Crime Prevention Research Center, una organización investigadora sin fines de lucro y corte conservador, señala que 28 estados del país permiten a los maestros portar armas en las escuelas y que sólo necesitan la autorización del distrito escolar y un entrenamiento especial.

“Absurdo”, dijo el presidente de la asociación de profesores del condado Hillsborough, Rob Kriete, donde se encuentra la ciudad de Tampa.

“Estamos poniendo una curita en una herida abierta, cuando realmente es la salud mental lo que necesitamos atender”, expuso el directivo de educadores a ABC Action News.

En Miami-Dade, donde más de 18.000 profesores imparten clases a unos 345.000 estudiantes, el sindicato de maestros United Teachers of Dade opina que armar a los maestros “no es apropiado en una sociedad civilizada”.

Karla Hernández, presidenta de la asociación sindical, reiteró que “los maestros están ahí para educar y no para portar armas. Miren los problemas que hay en Texas”, reclamó, “donde algunos distritos permiten a los profesores llevar pistolas al aula. Las han dejado accidentalmente al alcance de los alumnos, se han incluso disparado”.

“El Congreso de la Florida”, enfatizó la sindicalista, “busca la forma más económica de hacer frente a la violencia. Encima de pagarnos mal, quieren hacernos policías. Los políticos deberían tener más vergüenza y buscar otras formas para controlar las armas. Más restricciones y proveer más fondos para tener más guardias de seguridad, por ejemplo”.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas