MIAMI.- No antes sin advertir que es “una nación soberana” y que “no tiene ninguna obligación legal” para cerrar, la tribu Miccosukee finalmente decidió suspender provisionalmente sus servicios en el centro de juegos y apuestas que tiene en el suroeste de Miami-Dade, como medida para evitar la propagación del coronavirus.

Miccosukee Resort & Gaming era el único casino en funcionamiento en el condado del Gran Miami, e incluso en el sur de la Florida, luego de que el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, emitiera una orden de cierre de restaurantes, bares, gimnasios y negocios de entretenimiento, que entró en vigor a partir del martes 17 de marzo.

Te puede interesar

Según un comunicado de prensa, la tribu suspendió la operación del casino, que incluye un hotel, a partir de las 6 de la tarde del domingo 22.

La decisión de cerrar el casino se produjo después de varios intentos del alcalde Giménez para tratar de convencer al presidente de la tribu, Billy Cypress, por cuanto este lugar es “visitado por mucha gente de la tercera edad”.

“Aunque no tenemos ninguna obligación legal, y aunque algunas empresas permanecen abiertas, hemos decidido, como nación soberana, que por la seguridad de nuestros empleados restantes y de nuestros huéspedes leales, es mejor alentar a las personas a practicar el distanciamiento social, eliminándonos como uno de los posibles destinos de su lista”, dice el comunicado.

El alcalde Giménez reconoció en su momento que no tiene “jurisdicción” para exigir a esa comunidad que cumpla la disposición de cierre, y dijo que solo podía recomendar a los residentes que se abstuvieran de asistir a ese lugar, para así acogerse a las medidas sanitarias frente al avance de la pandemia del coronavirus.

La falta de “jurisdicción” que admitió el edil radica en una vieja discrepancia de “autoridad”, entre los gobiernos federales, estatales y condales con el territorio independiente de la tribu Miccosukee, que es básicamente defendida por la Primera Enmienda de la Constitución, según falló la Corte Suprema de Estados Unidos, en 1988.

“Si esos casinos siguen, les pido a las personas de avanzada edad que no vayan allí ni a ningún otro lugar donde haya mucha concentración de gente [porque] ustedes tienen el riego más grande de las complicaciones médicas por el COVID-19”, había afirmado Giménez.

Embed

Una parte del casino, como las salas de bingo y de póker, habían sido cerradas al público, pero continuaban en operación las áreas de máquinas tragamonedas, el hotel y algunos de los restaurantes y cafeterías del complejo.

Las áreas destinadas a máquinas del centro de juegos, que está situado en la avenida Krome y la calle 5 del suroeste de Miami-Dade, reciben a numerosas personas mayores, y en esos esos espacios no está prohibido fumar.

Uno de los aspectos que más han remarcado los especialistas es que las personas de la tercera edad constituyen la población más vulnerable frente al virus que, además, se podría transmitir a través del humo del cigarrillo, según diferentes estudios.

DIARIO LAS AMÉRICAS pudo establecer que solo quedaría en operación la venta de cigarrillos en un pequeño local de la reserva Miccosukee, situado en la esquina de la avenida Krome y la calle 8, en donde el servicio se ofrece a través de una ventana (drive trhu).

En el parte de prensa, la tribu Miccosukee explicó que “queríamos mantener nuestras puertas abiertas todo el tiempo que pudiéramos junto con los negocios restantes permitidos por los condados” teniendo en cuenta que “las finanzas de nuestro personal son esenciales”.

También señala que no han tenido ningún caso de la enfermedad “dentro de nuestra comunidad de empleados o invitados y confiamos en las medidas que se han implementado hasta ahora”.

Sobre las acciones dentro de las instalaciones del centro de juegos, la tribu aseguró que se “ha trabajado diligentemente por la seguridad de nuestro personal y nuestros invitados” y que “implementamos estándares de seguridad aún más estrictos” para evitar el contagio del virus.

Antes del cierre del hotel, una empleada había indicado a DIARIO LAS AMÉRICAS que “nos han pedido que no usemos mascarillas o guantes”, para no crear un ambiente de “pánico” entre los huéspedes.

La trabajadora, que mantuvo su identidad bajo reserva, agregó que a pesar de que las cuadrillas de limpieza de las habitaciones cuentan “con todo para desinfectarlas”, entre los empleados “hay temor” porque “no sabemos lo que vamos a encontrar en los cuartos”.

Mientras el casino permanezca cerrado, de acuerdo con el boletín informativo, “los empleados de la reserva Miccosukee que no pueden trabajar desde sus hogares” continuarán “recibiendo su tarifa regular de pago”.

El Miccosukee Resort & Gaming es la primera vez que cierra sus puertas desde que abrió al público en 1999, según el comunicado.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Después de los resultados del Supermartes, ¿cuál cree Ud. que será el demócrata que pueda enfrentar a Donald Trump en noviembre por la Presidencia de EEUU?

Bernie Sanders
Joe Biden
ver resultados

Las Más Leídas