MIAMI.- Luego de una cruzada informativa por Miami-Dade, el superintendente Alberto M. Carvalho parece confiado que su propuesta de un impuesto adicional a la propiedad, para facilitar el incremento de los salarios a los maestros, podría ser aprobada. Sin embargo, también hay voces que se oponen al mencionado aumento porque miran al Gobierno estatal como el único responsable del mal pago.

Al menos eso es lo que se desprendió de la serie de alocuciones en varios sectores del condado, cuando habló sobre los beneficios de compensar “debidamente” a los maestros.

“Debemos a los maestros una mejor compensación”, subrayó Carvalho ante un cónclave de educadores, empleados administrativos y padres de familia, en la escuela Dr. Michael M. Krop Senior High School, en Miami Gardens.

“En noviembre, tendremos la oportunidad de ayudar a retener a los maestros en nuestros distrito y asegurar aún más a nuestras escuelas con .75 más para mejorar la compensación para los maestros y el personal instructor, así como incrementar el equipo de seguridad”, planteó el superintendente.

“Eso está muy bien, que los maestros tengan un buen sueldo acorde a la calidad de su trabajo, pero quienes tienen que pagar por ello lo miran de otra manera”, informó a DIARIO LAS AMÉRICAS el consultor político Andrés Sánchez.

Según una encuesta realizada por la firma que Sánchez preside, Sánchez & Associates, una abrumadora mayoría de 80% está de acuerdo con aumentar los salarios de los maestros, sobre todo después que las escuelas públicas de Miami-Dade obtuvieran calificación A por primera vez, pero solo el 52% de los 200 votantes contactados estaría dispuesto a pagar más impuestos para facilitar los fondos.

“Mucha gente plantea que cualquier subida de impuestos cae sobre los hombros de los propietarios. Que no es solo el salario de los maestros, sino también la solicitud sistemática de aumentos todos los años, sea inundaciones en Miami, policías en Hialeah, parques en Doral o infraestructura en Miami Beach”, amplió Sánchez.

El referendo pregunta: ¿Deberá la Junta Escolar imponer un gravamen adicional de 0.75 milésimas a los impuestos por cuatro años (una media de 55 dólares más) para aumentar mayormente el salario de los maestros?

¿Y el Gobierno estatal qué?

También una inmensa mayoría, el 78%, culpa al Gobierno estatal de no proveer los fondos suficientes y desviar el dinero a otros asuntos o condados del estado.

Sobre ese apartado, la representante del distrito escolar 8, Marta Pérez, opinó el día que la Junta Escolar aprobó solicitar el aumento de impuesto a través de un referendo, el pasado mes de julio, que “era un día triste porque (la Junta y los legisladores de Miami en Tallahassee) no habían sido capaces de traer más dinero (del Estado) a Miami-Dade”.

“Sabemos lo difícil que es convencer al Gobierno estatal en Tallahassee y temo que de ahora en adelante nos vean como la solución (a la falta de fondos). Desafortunadamente, no nos han escuchado en Tallahassee”, recalcó entonces.

Si el sondeo de Sánchez & Associates se cumple, la propuesta de Carvalho, su segunda solicitud de un impuesto adicional a la propiedad en apenas seis años, sería rechazada, ya que un referendo requiere al menos el 60% de aprobación.

Por otra parte, Sánchez añade el factor de disponibilidad de las personas mayores de 65 años, que apenas pueden pagar sus facturas mensuales con la jubilación que reciben.

“En este apartado, solo el 20% está dispuesto a pagar más”, informó el consultor político, “y eso es muy comprensible. Con apenas 800 dólares al mes no se puede pensar en darle dinero ni a los maestros”, resumió.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas