MIAMI.- Dan Gelber ganó de manera holgada la alcaldía de Miami-Beach. A diferencia de su antecesor Philip Levine- que venía del mundo de los negocios y aterrizó en la política local- el nuevo edil es un político de carrera que, entre 2000 y 2010, fue senador y representante de Florida.

En cierta forma Gerber seguirá el mismo rumbo tomado por su antecesor. Los dos son demócratas y de origen judío, e hijos de La Playa. El padre del nuevo alcalde también dirigió los destinos de esa pequeña ciudad que ha sido el símbolo arquitectónico y de la actividad turística del gran Miami.

De una ciudad segregada en los años cincuenta y parte de los sesenta, se convirtió en un municipio cosmopolita, de grandes cadenas de hoteles, edificios lujosos, restaurantes y una vida nocturna que se convirtió en su marca.

Varios retos enfrenta el nuevo alcalde. El transporte público, seguir o no con el proyecto del tren liviano que impulsó Levine y que al final se conectaría con el downtown de Miami; también liderar el proceso de intensificar la seguridad, sobre todo en zonas como Ocean Drive, centro de atención de Levine.

Al respecto Gelber es de la idea de que esa calle emblemática debe tener una vigilancia intensiva de la policía, que proteja por igual a los residentes y a los turistas. “No voté a favor de la prohibición en Ocean Drive porque no creo que esa sea necesariamente una solución. Ese tema debe ser tratado y votado por los comisionados”, indicó.

Calentamiento global

Uno de los temas en los que va a profundizar Gelber es el de la lucha contra el calentamiento global cuyo epicentro en Florida es Miami Beach. La administración de Levine invirtió 500 millones de dólares para montar un sistema de bombas succionadoras de agua con el fin de combatir las marejadas que inundan varias calles de La Playa.

“Cuando uno se presenta a una campaña presidencial, el truco es aprender de los residentes porque uno no conoce todas las respuestas. Se aprende mucho y eso es lo que he tratado en este último mes”, afirmó Gerber minutos después de depositar su voto en el puesto electoral localizado al escuela secundaria intermedia Nautilus.

Carrera apretada

La última etapa de la campaña por dos escaños de la comisión de Miami Beach estuvo salpicada por el escándalo.

Rafael Velásquez, el candidato del grupo II, fue acusado de acoso sexual por parte de su aliada y copartidaria demócrata, Kristen Rosen González, quien es comisionada de Miami Beach y aspira a ocupar el escaño dejado por Ileana Ros-Lehtinen en el distrito 27.

Eso acabó de apuntalar la candidatura de Mark Samuelian y ganar de manera amplia sobre su contendor.

Samuelian es un ingeniero y administrador de empresas, activista independiente del municipio, fue presidente de la organización Miami Beach United y en la actualidad es el presidente de su junta directiva.

En el grupo III ganó Michael Góngora, quien regresa a la Comisión después de intentar, en 2013, ser el alcalde de Miami Beach. Él es un abogado, especializado en representar a las junta de propietarios y condominios. En 2000 fue elegido presidente de la cámara de comercio latina de Miami Beach por tres periodos consecutivos.

Gongora también fue el presidente de varias juntas y comités: la coalición del medio ambiente de Miami Beach; y la asociación de abogados de Miami Beach.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario