Presentar a una persona que ha crecido bajo el foco público siempre es complejo, a veces cometemos la simpleza de acuñarlo como el hijo de, o el nieto de, por eso le pedimos a nuestro entrevistado Daniel Díaz-Balart que dijera cómo prefería que lo presentásemos en nuestra entrevista.

“Soy mi propia persona y prefiero que me presenten como abogado de esta comunidad. Pero, no cabe dudas de que para mí es un honor ser parte de una familia que ha ayudado bastante a nuestra comunidad y otras en diferentes partes del mundo. Por su puesto, es un gran privilegio ser hijo del excongresista Lincoln Díaz-Balart, o llamar tío al congresista Mario Díaz-Balart, o ser nieto de quien fuera en su momento líder de la mayoría del congreso en Cuba, mi abuelo Rafael Díaz-Balart, o ser bisnieto de quien, además de abogado, fue alcalde de Banes a principios de siglo pasado. Es un motivo de placer y orgullo provenir de una familia con tanta historia, reconoció el joven abogado”.

Graduado de Ciencias Políticas por la Universidad de Florida Central, y de Derecho por en la Universidad Estatal de Florida, Daniel pertenece a la cuarta generación de abogados de su familia. Nos confesó que siempre quiso estudiar derecho y su vocación se ve realizada con la reciente apertura de su bufete.

“Tener una firma de abogados es una gran responsabilidad, generalmente los clientes se acercan a estos sitios cuando están atravesando los peores momentos de sus vidas y necesitan ayuda legal. Se ponen en tus manos y de nuestra pericia depende la resolución de dichas dificultades. Ser abogado requiere de mucho profesionalismo, empatía, esfuerzo, es preciso estar enfocado y preparado todo el tiempo”.

Embed

Explicó que, a pesar de su juventud, ha acumulado gran experiencia, “trabajé como fiscal estatal durante cuatro años y logré una experiencia bien profunda en la fiscalía del condado Miami-Dade. Después trabajé en un bufete de lesiones personales, uno de los más prestigiosos de aquí en el sur de la Florida. Así he adquirido la vivencia necesaria para abrir mi propia firma”.

“Poder tener un negocio propio, además de una gran responsabilidad, es una oportunidad. Sabemos que en muchas partes del mundo existen jóvenes que no tienen la ocasión de emprender. Así que me siento un afortunado y estoy muy agradecido por la posibilidad de tener mi propio bufete y con él poder ayudar a la comunidad.”

Daniel para crear su firma Díaz-Balart Law se asoció con otro joven emprendedor llamado Cody F. Aldridge que además de abogado es contador público certificado. “Como contador público el señor Aldridge puede analizar temas comerciales más a fondo que la mayoría de los abogados que carecen de estos conocimientos”, explicó.

Uno de los momentos críticos de cualquier negocio es la captación de clientes, sobre todo, un bufete recién creado tiene que dedicar muchos esfuerzos a este empeño. “Tenemos nuestra página web www.diazbalartlaw.com y además utilizamos las redes sociales como Facebook e Instagram para hacernos visibles. Pero al ser nuestra firma nueva en el mercado, la mayoría de los clientes los obtenemos a través de nuestras relaciones personales, las amistades y la familia. Así nos hemos dado a conocer poco a poco. Por ahora el boca a boca nos ha proporcionado gran parte del trabajo y nuestra reputación va creciendo. En mi opinión esta es, en definitiva, la mejor forma de captar nuevos clientes”

El bufete Díaz-Balart Law brinda servicios completos en diferentes áreas profesionales como lesiones personales, defensa criminal, asuntos comerciales y de negocios. “Ofrecemos servicios legales de alta calidad. Estamos a la par de aquellos bufetes que trabajan con muchísimos abogados, pero nosotros nos distinguimos porque damos una atención personalizada que no es usual en otras firmas y siempre estamos disponibles para nuestros clientes”, concluyó.

DIAZ-BALART LAW:

2929 SW 3er Ave. Suite 430 Miami, Florida 33129

 

Deja tu comentario