MIAMI.- Varios medios de prensa se han hecho eco este lunes de las declaraciones de Jared Kushner, el esposo de Ivanka Trump y yerno del presidente Donald Trump, quien indicó que en la Florida hay más exconvictos registrados para votar como republicanos que como demócratas.

Las polémicas declaraciones del también asesor del Presidente, han generado revuelo en la Florida, al afirmar que hay más exconvictos que se registraron como republicanos que como demócratas, en razón de la enmienda 4, que restablece de manera automática el derecho al voto de personas que hayan cumplido sus penas.

Te puede interesar

No está claro de dónde obtuvo Kushner la información estadística para sustentar su afirmación y de acuerdo con el periódico Tampa Bay Times, no hay una base de datos estatal, de las autoridades electorales, que especifique la afiliación política de quienes recuperaron sus derechos civiles este año.

Las autoridades electorales de Florida afirmaron, según el reporte del Tampa Bay, que no hay un desglose por partidos políticos relacionado con el registro de votantes que cumplieron su condena en la cárcel y, por lo tanto, recuperaron su derecho al sufragio.

Líneas raciales

El llamado Sentencing Project, citado por el Tampa Bay, encontró que de 1.5 millones de quienes cometieron un delito y no podían votar, cerca del 28% eran afroamericanos. Del 72% restante, que no era negro, la mayoría de esa cifra estaba compuesta por blancos y un número muy pequeño eran latinos.

Durante la administración del gobernador de Florida Charlie Crist, hubo 150.000 sentenciados que recuperaron su derecho al voto. De acuerdo con una investigación de Michael Morse y Marc Meredith, de la Universidad de Pensylvania, los dos académicos establecieron que de esa población a la que se le restablecieron sus derechos civiles, los negros "apoyaban de manera resuelta" a los demócratas.

Pero el resto tendería un poco más hacia los republicanos.

De esos 150.000 nuevos electores, sólo 19.500 asistieron de manera efectiva a las urnas. En 2016, en las presidenciales en las que Donald Trump venció a Hillary Clinton, el 58% estaba registrado como demócrata -en su gran mayoría afroamericanos- y el 24% se inscribió como republicano, en su mayoría blancos. El resto se declaró como sin partido.

De acuerdo con el informe, los investigadores extrapolaron esos datos y plantearon qué habría pasado si todos los exconvictos que recuperaron sus derechos civiles hubieran votado. Los demócratas habrían tenido una ganancia de 48.000 votos, pero Trump ganó la Florida por más del doble de esa cifra.

En este momento no hay claridad si el Parlamento de la Florida pasa el proyecto de ley que busca reglamentar y limitar el número de personas que podrían recuperar el derecho al voto a la luz de la aprobada enmienda 4.

Por lo tanto ni siquiera se sabe al final cuántos exconvictos podrán votar, cuántos se registrarán y a nombre de qué partido.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas