jueves 2  de  febrero 2023
FLORIDA

Dos oficiales de Miami-Dade son acusados por contrabandear artículos en prisión

Presuntamente introdujeron de forma ilegal cigarrillos, teléfono y tarjeta SIM a un complejo carcelario por encargo de reclusos y recibieron dinero por ello.

Diario las Américas | CÉSAR MENÉNDEZ
Por CÉSAR MENÉNDEZ

MIAMI.- Dos oficiales del correccional de Miami-Dade recibieron sendos cargos penales por presuntos delitos de contrabando, según comunicado de prensa recibido en la redacción este viernes 4 de junio.

Travis Thompson, antiguo sargento de Dade Correctional Institution y Gary Leon LittleJohn, quien trabajaba en la misma institución penitenciaria, recibieron cargos penales por presuntos delitos de contrabando de artículos como resultado de una investigación conjunta de la Oficina de la Fiscal del Estado de Miami-Dade, el Departamento de Policía de Miami-Dade y la Oficina del Inspector General del Departamento Correccional de Florida.

“Recibir artículos de contrabando mientras están en prisión les permite a algunos reclusos acumular riquezas, poder y prestigio entre la población penal”, señaló la fiscal estatal Katherine Fernández Rundle.

“Esto puede generar violencia entre los reclusos y pone en peligro al personal del penitenciario”, precisó Fernández Rundle.

El exsargento es acusado de un cargo de compensación o recompensa ilegal, un delito grave en segundo grado y otro cargo por introducción, remoción y posesión de contrabando en una institución penitenciaria estatal. Un delito grave de tercer grado.

Por su parte, el funcionario del correccional Gary León Littlejohn ha recibido un cargo por compensación o recompensa ilegal, delito grave en segundo grado.

De acuerdo a las dos investigaciones de contrabando, Thompson y Littlejohn supuestamente introdujeron cigarros de manera ilegal al complejo carcelario y se los hicieron llegar a los reclusos a cambio de una retribución económica.

Además, Thompson introdujo tarjetas SIM para teléfonos celulares, mientras Littlejohn, presuntamente, recibió dinero por entrar ilegalmente un telefono a prisión. El primero, recibió $2.000 y el segundo $1.200. Lo realmente sucedió fue que les pagó un informante, según el comunicado de prensa.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar