Embed

dcastrope@diariolasamericas.com
@DanielCastrope

MIAMI.- Tras conocer el reporte desclasificado del fiscal Robert Mueller, que en líneas generales absuelve al presidente Donald Trump de haber coordinado con los rusos cualquier intromisión en las elecciones presidenciales de 2016, en el contexto de la llamada “trama rusa”, el congresista federal Mario Díaz-Balart respondió con un pedido de que se investigue al expresidente Barack Obama para descartar que haya habido labor de “espionaje” hacia la campaña del entonces magnate inmobiliario.

Te puede interesar

En declaraciones exclusivas a DIARIO LAS AMÉRICAS, el legislador cubanoamericano aclaró que “yo no estoy diciendo que eso pasó”, pero sostuvo que “hay quienes lo están diciendo” y precisó que de ser cierto, a su juicio, “esto sería algo muy grave”.

Díaz-Balart afirmó que “igual que se investigó si había algo malo con la campaña de Trump, se debería [también] investigar si el presidente Obama hizo algo igual de peligroso a lo que se acusaba a Trump, que ya sabemos que no hizo, o [algo] mucho más peligroso”.

El congresista republicano aseveró que las investigaciones en contra de quien hoy dirige la Casa Blanca, por supuestos nexos con Rusia, comenzaron durante la administración del expresidente Obama, hecho que calificó como “algo muy serio, que no debe ocurrir en los Estados Unidos”.

Agregó que la investigación del fiscal Mueller "ya se hizo", a lo que añadió que “no se encontró ningún delito en la campaña del presidente Trump, por lo tanto, ya es hora de hablar de la realidad, no del sueño que la izquierda quiere tratar de inventar”.

Sobre la posibilidad de que el fiscal Mueller asista al Congreso a entregar detalles de su reporte, como lo han pedido algunas voces especialmente del Partido Demócrata, Díaz-Balart opinó que “los mismos que antes decían que había que dejar que Mueller investigara”, ahora “están tratando de presionar a quien decían que no se podía presionar”.

Y acotó, “yo había dicho durante la investigación que al señor Mueller había que dejarlo hacer, sin presión; terminar la investigación como él quisiera, entonces que él presentara [el resultado de] la investigación; eso es lo que ha sucedido”.

Al conocer el informe, el presidente Trump dijo a través de las redes sociales que "ni conspiración, ni obstrucción. Para los que me odian y los izquierdistas radicales demócratas...Game over (fin de la partida, en español)".

En su pesquisa, Mueller evaluó 10 incidentes que podrían considerarse como obstrucción, entre ellos el despido ordenado por Trump del director del FBI James Comey, la instrucción del presidente a sus subordinados de que despidieran a Mueller y los esfuerzos para alentar a los testigos a no cooperar, al tiempo que los abogados de Trump dijeron que el mandatario "estaba dentro de sus poderes constitucionales".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas