MIAMI.- El empresario y activista cubano Julio Balsera falleció en Miami, la noche del martes, a los 80 años de edad.

Hijo de españoles, Balsera logró escapar de Cuba en 1960, escondido en la cocina de un buque de carga, que iba rumbo a Caracas, en Venezuela. Tres años después llegó a Miami, donde permaneció hasta su fallecimiento.

Te puede interesar

En 1967 Balsera fundó el servicio de transporte escolar J. Balsera School Bus Service, Inc. convirtiéndose así en la primera empresa privada de transporte escolar de Miami. El primer vehículo de la empresa fue un station wagon , que fue adaptado con bancos de madera para transportar a los menores.

Entonces, los cubanos comenzaban a posicionarse en la política local y Balsera aprovechó su contacto directo con las familias para hacer llegar el mensaje de los políticos.

"Los padres de los niños que yo transportaba no conocían a los candidatos que aspiraban, pero me conocían a mí y confiaban cuando les recomendaba por quien votar”, recordaba Balsera.

Más tarde, Balsera creó la Asociación de Transportistas Independientes para consolidar los recursos de estas empresas y defenderse de las amenazas regulatorias que comenzaban a surgir y que estaban en desacuerdo con buses privados.

Su participación comunitaria durante esos años lo llevó a jugar un papel activo en las campañas de los alcaldes Maurice Ferré y Steve Clark, el comisionado Manolo Reboso y los congresistas Claude Pepper y Dante Fascell.

También fue miembro fundador de la Fundación Nacional Cubano Americana, para la que puso su flota de buses escolares a disposición de actividades y manifestaciones pro democracia en Cuba.

Durante el éxodo del Mariel en 1980, cuando más de 120.000 cubanos llegaron a Florida y no tenían forma de viajar a Miami, Balsera brindó servicio de transporte desde Cayo Hueso por varios días, tras terminar sus rutas escolares en las tardes.

Finalmente, Balsera vendió su empresa después de 40 años de servicio y se dedicó a la vida cívica durante su jubilación. Fue un fuerte crítico de los engaños políticos en temas de impuestos y organizó un grupo que viajaba a Tallahassee en 2007 y 2008 para exigir que el exgobernador Charlie Crist cumpliera con su promesa de campaña que los impuestos “caerían como una roca.”

En 2011, Balsera encabezó el esfuerzo hispano para destituir al entonces alcalde de Miami Dade Carlos Álvarez por subir los impuestos y aumentar el sueldo de su despacho en medio de la crisis económica. Trabajando junto a grupo de voluntarios desde una oficina en la Pequeña Habana, Balsera y su esposa recaudaron más de 100.000 firmas para convocar el referendo que destituyó a Álvarez.

Balsera falleció tranquilamente rodeado de su familia después de batallar una leucemia por 13 meses. Le sobreviven su esposa, sus hijos Juliette, Freddy y Esther María, y siete nietos.

Los servicios fúnebres se llevarán a cabo en la Funeraria Caballero Rivero Westchester, 8200 Bird Road, este viernes 11 de octubre a las 6 pm.

Se celebrará una misa antes del entierro en la Iglesia Católica St. Dominic, 5909 NW 7 Street, el sábado 12 de octubre.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuestiona Ud. la actuación policial tras el robo a una joyería en Coral Gables y donde murió un chofer de UPS, rehén de los dos atracadores?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas