MIAMI.- Es un hecho: el Estado del Sol se ha convertido en un lugar muy atractivo para los compradores de inmuebles por la inexistencia de impuestos estatales y, por supuesto, el clima acogedor durante el invierno, que azota al noreste y centro del país de nieve y bajísimas temperaturas.

De acuerdo con un informe de The Wall Street Journal (WSJ) residentes de altos ingresos de estados como Nueva York, Illinois o Nueva Jersey están buscando el Estado del Sol, entre otras cosas, por los efectos de la reforma tributaria de 2017, que estipula un límite de 10.000 dólares en deducciones de impuestos estatales y locales (SALT).

Te puede interesar

Antes de dicha reforma, la deducción por ese concepto no tenía límite. Por lo tanto, hay un efecto doble que están sintiendo estos estados, con un potente electorado demócrata: por una parte, una reducción en los ingresos impositivos y por otra, una migración de sus residentes con altos recursos económicos.

Según el WSJ, el 1% de los contribuyentes que ganan más dinero entregan al fisco 17.800 millones de dólares en impuestos a los ingresos personales.

En un ambiente tributario favorable para los grandes capitales, como lo es la Florida, los residentes más pudientes de Nueva York, por ejemplo, están comprando casas en el condado Miami-Dade.

Según estadísticas publicadas por el WSJ, hay valorización más rápida de los inmuebles en áreas de bajos impuestos, que en las zonas donde se limita la deducción de SALT y, por lo tanto, se reducen los ahorros que se logran por dicha deducción en los impuestos federales.

"Otro punto importante es que Florida no tiene impuestos sobre la herencia. La gente de edad avanzada, y con gran patrimonio, es un mercado que se debe tener tambien en cuenta" indico Edgardo DeFortuna, presidente de Fortune International Realty.

Es indudable que el poder adquisitivo de personas de ingresos altos en Nueva York o Connecticut, convierten a Miami en un mercado muy atractivo.

Mientras que en Manhattan el pie cuadrado puede costar entre 4.000 y 5.000 dólares, en el distrito financiero de Brickell, en Miami, puede valer 1.500 dólares. "Esto contribuye al aumento de los precios pero hasta cierto punto", manifestó DeFortuna. "El comprador es sofisticado, y compara los precios. Y éstos también deben ser competitivos dentro del mercado local", añadió

El comprador, por lo tanto, se ha diversificado. "Seguimos teniendo clientes de Brasil, Argentina o Venezuela, que consideran que Miami es una oportunidad atractiva y una inversión segura", indicó DeFortuna.

Miami

Acorde con WSJ, “uno de los grandes ganadores de ese cambio ha sido Miami. Este municipio está experimentando más actividad de la usual de compradores que viven en estados como Nueva York, Nueva Jersey o Illinois”.

No es de extrañar, por lo tanto, que la Florida haya tenido, entre julio de 2017 y julio de 2018, el nivel más alto de migración proveniente de esos estados.

Las cifras de la macroeconomía floridana son positivas: en 2018 creó 231.000 empleos, un 2.7% de incremento en comparación con el año anterior. Y el desempleo, a diciembre de 2018, fue de 3.3%. El índice nacional, en enero de 2019, fue de 4.0%.

Los analistas han considerado que este último punto tendrá un impacto decisivo en las elecciones presidenciales de 2020, sumado al hecho de quienes llegaron a la Florida por la destrucción dejada por el huracán María en Puerto Rico.

Tanto los republicanos como los demócratas tienen fincadas sus esperanzas en esa nueva población. Es un hecho que quienes migraron a la Florida en búsqueda de un ambiente tributario favorable, no verán con buenos ojos propuestas que busquen subir los impuestos estatales.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la catedral de Notre Dame podrá ser recuperada en cinco años, tal como dijo el presidente de Francia?

Las Más Leídas