MIAMI.- La ciudad de Hialeah ocupa el segundo lugar en el país en la nefasta lista de desempleo, al tiempo que Miami se encuentra en el cuarto puesto.

Este viernes comenzó a entregarse en Hialeah el nuevo paquete de ayuda económica para familias de bajos recursos que no pueden pagar el alquiler en viviendas. Unos 1.000 residentes, previamente registrados, recibirán 1.000 dólares, según indicaron las autoridades del muncipio.

Te puede interesar

Ésta es una de las diversas medidas que ha implementado el alcalde de la ciudad Carlos Hernández para intentar paliar las necesidades de los dueños de negocios y familias, con la ayuda de fondos otorgados por el Gobierno federal. Además, desde hace varias semanas, el ayuntamiento de la ciudad en coordinación con grandes y medianas empresas de abastecimiento reparten alimentos y artículos de primera necesidad a miles de personas impactadas por la crisis sanitaria en el sur de la Florida.

Los comisionados de la ciudad de Miami Beach acordaron también este viernes reabrir playas y hoteles a partir del 1ro. de junio, una medida que podría comenzar a reanimar los negocios ya abiertos y a incrementar el consumo. Por su parte, el condado Broward tiene previsto reabrir sus playas, gimnasios y hoteles el 26 de mayo.

Muchos negocios reabrieron esta semana en Miami, Hialeah y otras ciudades del sur del Estado bajo cumplimiento de regulaciones condales y locales por la pandemia. Sin embargo, se han enfrentado al gran freno de la demanda y a la falta de turistas, un problema que continuará hasta que el número de vuelos regrese a cierta "normalidad".

Entrevistados por diferentes medios de comunicación, entre ellos DIARIO LAS AMÉRICAS, no pocos dueños de negocios tanto en Hialeah como en Miami se mantienen a la expectativa de si los consumidores se deciden a incrementar sus compras en medio de un insólito índice de desempleo que supera ya el 20% en ambas localidades, y que obliga a conservar los ingresos o las reservas que pueda tener una familia en las actuales condiciones de crisis e incertidumbre.

Se espera que la semana próxima abran miles de restaurantes en el sur de la Florida, pero las noticias previas no destellan demasiado optimismo al observar el comportamiento de los consumidores en los primeros días de reapertura parcial.

Tanto Hernández, como el alcalde de Miami, Francis Suárez, y el condal de Miami-Dade, Carlos Giménez, han insistido durante días en los medios de prensa sobre la "responsabilidad individual para continuar con el proceso de reapertura gradual" en sus respectivas jurisdicciones y en las demás que integran uno de los condados más poblados de la nación.

Los tres alcaldes han manifestado que la inmensa mayoría de dueños de negocios han respetado las normas sanitarias impuestas, pero han enfatizado que quienes no cumplan con las regulaciones tendrían que enfrentar multas y hasta el cierre de negocios, como última opción.

Estudios a nivel nacional estiman que casi la mitad de los pequeños y medianos negocios que cerraron en EEUU por las órdenes de confinamiento, no volverán a reabrir tras dos meses o más sin ingresos.

La ciudad de Miami también ha dispuesto de fondos, locales, estatales y federales de reserva para ayudar a los residentes de la ciudad, y al igual que Hialeah ha instalado puntos de entrega de alimentos y comida -durante semanas- a las personas necesitadas. "La difícil situación de la gente va a continuar y los precios de los alimentos, desgraciadamente, están por las nubes, por lo que seguiremos ayudando a nuestros residentes en Miami", dijo el comisionado Joe Carollo.

El condado Miami-Dade aprobó cinco millones de dólares para los pequeños negocios y - según el alcalde Giménez- trabajan en otro paquete de ayuda de 20 millones en préstamos con un interés muy bajo para oxigenar los pequeños negocios que no han recibido ningún tipo de respaldo financiero.

Expertos de salud y autoridades estiman que las cifras de contagio subirán tras la reapertura paulatina de la economía, pero "no regresar a semanas atrás", cuando los casos positivos sumaban más, dependerá del cumplimiento ciudadano de las medidas vigentes para evitar una segunda y notable ola de contagios.

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas