FORT LAUDERDALE. - Jermaine W. Atterbury, uno de los tres adolescentes que enfrentan cargos de asesinato por la muerte de Michael Robin Griffin, de 56 años, se encuentra en la cárcel del condado de Broward, informó el canal de noticias Local 10.

Cuando Atterbury, quien cumplió 18 años a fines de septiembre, apareció en la corte del condado de Broward este viernes por la mañana en Fort Lauderdale, su madre comenzó a gritar: "mi hijo es inocente".

Los registros muestran que Atterbury, de Greenacres, fue arrestado el 16 de noviembre en el condado de Palm Beach luego de que los detectives lo vincularan al asesinato ocurrido el 12 de octubre.

Los detectives del Departamento de Policía de Oconut Creek dicen que Atterbury conducía un Chevy Avalance, cuando Jason Junior Prendergast, de Port St. Lucie, de 17 años, le disparó a Griffin en un aparente intento de robo. Los detectives creen que Dominic Soto, de 16 años, era un pasajero en la camioneta.

Los fiscales acusaron al trío de asesinato. La escena del crimen fue en el estacionamiento de Walmart en 5571 W. Hillsboro Blvd., en Coconut Creek. Griffin fue encontrado muerto al lado de su Chevrolet Camaro rojo.

Griffin nació en Zeeland, Michigan. Asistió a la Universidad Tecnológica de Michigan en Houghton, y se desempeñó como técnico de emergencias médicas en su ciudad natal. Su currículum en Linkedin incluía trabajar en Texas para Siemens y para Toshiba. Fue vicepresidente ejecutivo de GBI Intralogistics Solutions en Deerfield Beach cuando murió.

"Mike fue un colega maravilloso, siempre presente cuando lo necesitas, más allá de lo divertido, una roca en cualquier situación crítica en los negocios, confiable y digno de confianza, solo un gran tipo para tener de tu lado", escribió Uwe Neitzel.

Gina Zamarelli lo recuerda como un colega trabajador, amable y la "persona más desinteresada que he conocido". Kragh Hertel recuerda su buena naturaleza, su sonrisa, su sinceridad y su fuerza tranquila. Lucie Anderson y Mike Branes escribieron que era el ser humano más amable que habían conocido.

"Tenía un gran corazón y se esforzaría por ayudar a cualquiera que lo necesitara", escribió Barnes.

Local 10 publicó que resolver el crimen no fue fácil para los detectives. Leamon dijo que la investigación involucró a agencias locales, estatales y federales encargadas de hacer cumplir la ley. El detective Joe Baretto informó que las autoridades tienen el arma homicida y también hay un video de vigilancia en el caso, dijo Leamon.

Los oficiales de los Departamentos de Policía de Coral Springs, Boynton Beach y Riviera Beach, los oficiales del Condado de Palm Beach y la Oficina del Sheriff del Condado de St. Lucie, y los agentes de la Fuerza de Tarea de Delitos Violentos del FBI y la Fuerza de Tarea de Fugitivos del Mariscal de los Estados Unidos ayudaron a resolver el crimen.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas