MIAMI.- Hace apenas un año el Censo Nacional calificaba a Miami como el área metropolitana del país con mayor porcentaje de gasto del salario en alquiler y hoy la firma especializada en bienes raíces RentCafe coloca a la ciudad entre las seis peores del país para ahorrar dinero.

El nuevo análisis recoge una lista de 15 ciudades en las que las personas que residen en viviendas alquiladas la pasan muy mal para llegar a fin de mes y por ende necesitan esforzarse aún más para afrontar los gastos de fin de año y no encontrase con una deuda mayor al comienzo del nuevo año.

Según los datos obtenidos por la firma encargada, una persona en la Ciudad del Sol necesita tener ahorrados al menos unos 1.558 dólares para vencer el ciclo de las fiestas de fin de año.

El estudio tuvo en cuenta el pronóstico de gastos que fue emitido por National Retail Federation y el salario promedio en las 50 ciudades más importantes del país, que considera además el costo del alquiler y la vida.

Tengamos en cuenta que el salario promedio en Miami ronda los 43.000 dólares al año y el precio de alquiler oscila entre 1.300 y 2.000, lo que reclama una media de 43% de las entradas.

La búsqueda arrojó que quienes alquilan viviendas gastarían más de lo que ganaron durante el mes de diciembre, incluyendo el costo del alquiler.

De hecho, las fiestas decembrinas ya culminaron pero el reporte recuerda que además de alquiler, electricidad y alimentos, “la gente compra regalos e incurre en otros gastos que considera necesarios, lo que crea un problema adicional al presupuesto ya apretado”.

Pero si cree que Miami está mal, mire el informe de las cinco ciudades que están peor. Por ejemplo, Los Ángeles ocupa el quinto lugar con 2.245 dólares, Oakland el cuarto y necesita 2.567 dólares, San Francisco es tercero y reporta 2.657, mientras Boston ocupa el segundo lugar y pide 4.014 y Nueva York está en primero con 4.349 dólares por ahorrar.

Calidad de vida, a tener en cuenta

Un nuevo año trae consigo la esperanza de cambios y cada una de las 32 municipalidades que conforman el condado Miami-Dade debería tener en cuenta para mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

Desigualdad: Miami figura entre las 10 ciudades con mayor desigualdad de salarios. Mientras unos ganan 50 o 100 mil dólares, más del 15% de la población apenas ganan 12.000 dólares, lo que significan que viven en el umbral de la pobreza, acorde al nivel de vida estadounidense. Más estímulos para generar inversiones podría ser la respuesta.

Transporte público: el Metrorail tuvo que esperar 28 años para añadir el muy esperado tramo de servicio al Miami International Airport, pero el Metromover sigue sin proveer servicio a barriadas tan importantes como Wynwood o Midtown. Mientras tanto, el proyecto del medio centavo para ampliar el servicio de transporte público cumple 15 años y el muy sonado Smart Plan, que aliviaría la congestión de tráfico, continúa sin ser implementado.

Altos alquileres: ya lo mencionamos antes. ¿Solución? La creación de una autoridad de viviendas que promueva la construcción de apartamentos para personas de bajos ingresos, con el aporte de los gobiernos locales y la empresa privada.

Seguro médico: a raíz de la implementación de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, mejor conocida por Obamacare, hace cuatro años, Miami figuraba entre las la zonas metropolitanas con mayor cantidad de personas sin atención médica. Las cifras han mejorado pero la crisis anticipada por el alza de las primas vuelve a colocar el sur de la Florida en desventaja.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas