MIAMI.- No ha sido fácil en Miami-Dade bajar de 3.200 nuevos casos diarios de coronavirus a 500 y tantos. De hecho, el coste ha sido alto: más de 2.600 muertes y un aún por calcular daño a la economía.

Para evitar otro rebrote, y a propósito del fin de semana largo Labor Day, cuando miles de personas acuden a playas, parques y otros lugares; se impone la necesidad de “usar mascarillas y mantener la distancia física” de seis pies entre personas, como medidas esenciales para evitar otro rebrote del virus, señaló el alcalde condal, Carlos Giménez.

Te puede interesar

Aún se mantiene latente el temor de volver atrás, de otro rebrote, tras una fallida reapertura en mayo, que no tuvo en cuenta tal vez el incumplimiento de medidas sanitarias.

Es por ello que cualquier paso que se de en vano, cualquier error, podría traer otro efecto devastador.

“Bastaría la suspensión prematura de regulaciones, que podrían volver a desatar el incumplimiento”, comentó a DIARIO LAS AMÉRICAS el doctor Javier Santos, especialista en enfermedades infecciosas.

No es menos cierto que la economía sufre. Cientos de restaurantes fueron literalmente cerrados. Otros locales comerciales restringidos. La cifra de quienes optan por cerrar definitivamente aumenta, mientras miles de miamenses siguen esperando por regresar al trabajo y sobreviven atados al pago por desempleo o alimentos gratuitos en centros de distribución.

“La imagen que se nos presenta no es fácil de resolver. Y no quisiera estar en los zapatos del alcalde Giménez, que tiene tres papas calientes en las manos: el virus, la economía y su campaña política para ser congresista”, comentó el galeno.

Retraso

El reporte atrasado de nuevos contagios ha sido una constante durante la pandemia, que comenzó en marzo.

Hace apenas unos días saltó a la palestra otra inmensa cifra retenida por razones desconocida: el laboratorio Quest Diagnostics dejó de reportar cerca de 75.000 resultados, algunos tan atrasados como el mes de abril.

De ellos, unos 1.600 fueron atribuidos a Miami-Dade, lo que hizo disparar ese día el monto a 2.149 supuestos nuevos casos, luego de haber reportado menos de la mitad de esa cifra durante varios días.

El Gobierno de Florida decidió “cortar los vínculos con la firma” para continuar realizando exámenes médicos de COVID-19, y sacarla así del negocio de los test.

No obstante, aquel reporte volvió a disparar las grandes preguntas: ¿Están todos los casos que son para gobiernos locales poder tomar las decisiones adecuadas? ¿Cuántos más faltan por reportar? ¿Estamos verdaderamente mejor que ayer para relajar las medidas sanitarias?

De hecho, desde que comenzó la pandemia de coronavirus en marzo, tanto el Gobierno estatal como las autoridades condales y municipales han tenido en cuenta los informes diarios para diseñar programas de prevenciones, cierres y reaperturas de establecimientos comerciales, así como implementaciones o relajamientos de ciertas normas sanitarias.

De esos informes surgen las cifras que denotan la tasa de pruebas y positivos, que según el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) debe ser menos de 10%, con tendencia al 5% por 14 días, para relajar medidas y establecer la llamada “nueva normalidad”, que convocaría el restablecimiento sistemático de las labores no esenciales e incluso las clases en las escuelas.

jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las escuelas deben mantenerse abiertas y solo cerrar las que estén comprometidas con casos de coronavirus 29.15%
Deben volverse a cerrar todas las escuelas ante el riesgo de que aumente la propagación del virus 22.23%
Si se cumplen los protocolcos establecidos no debe producirse un incremento de los contagios 16.95%
Los padres necesitan las escuelas abiertas para poder trabajar y regresar a la normalidad 14.29%
Lo único que va a detener al COVID-19 es la responsabilidad individual de protegerse del contagio 17.37%
2631 votos

Las Más Leídas