MIAMI.- La temporada de huracanes empieza este primero de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre. La Ciudad de Miami anunció este miércoles cómo se prepara para afrontar la eventualidad de una tormenta.

Este año, según los pronósticos, entre dos y cuatro huracanes podrían tocar tierra como tormentas de categoría 3, 4 o 5, es decir, monstruos con vientos por encima de las 111 millas por hora.

Te puede interesar

El alcalde del municipio, Francis Suárez, indicó que hay varias lecciones que dejó el paso del huracán Irma en septiembre de 2017.

Embed

“Tenemos que podar los árboles, eso sirve para que si se cae un árbol no obstruya el paso de los cuerpos de emergencia en su recorrido para ayudar a los residentes; también cargar los celulares, vimos que si se va la electricidad no hay posibilidad de tener baterías cargadas. Por lo tanto, hay que comprar baterías adicionales. Y hay que tener un plan para saber dónde está cada miembro de la familia”, aconsejó Suárez.

Infraestructura

Otro de los puntos es el de la infraestructura. Hay bombas de succión del agua que ya están listas para actuar en caso de que un huracán golpee la ciudad y que tienen la capacidad de sacar 50.000 galones de agua cada minuto.

Suárez también indicó que se han instalado varias válvulas que impiden que el agua entre a la ciudad, en razón de las mareas ciclónicas que empujan el agua del mar hacia el interior.

La gran preocupación cuando hay amenaza de huracán es qué hacer con las grúas de construcción. “Vimos que durante Irma muchas de esas grúas fallaron. Esta vez vamos a hacer una inspección de todas las grúas antes de cualquier tormenta, porque pueden representar un gran peligro para los residentes. Vamos a hablar con los constructores para ver si las grúas se pueden mantener de una forma segura o se tienen que desmontar”, aclaró Suárez.

Centro de Operaciones

El director del Centro de Operaciones de Emergencias y subdirector del cuerpo de bomberos de la ciudad de Miami, Pedro Gómez, presidió este miércoles un simulacro en ese centro, en el que estuvieron presentes todos los departamentos del municipio.

“Este es un ejercicio para que todo el mundo esté listo cuando empiece la temporada de huracanes. Tiene que ser una respuesta integral, de la Policía, los parques, cada uno tiene un trabajo muy importante cuando están activados para enfrentar una tormenta o un desastre”, explicó Gómez.

Para este oficial de los bomberos, el mensaje más claro que se debe transmitir, es que los residentes tienen que estar preparados. En primer lugar, ellos tienen que saber si viven o no en una zona de evacuación, para actuar en caso de que haya una orden perentoria de salir de sus hogares.

En segundo lugar, hay que tener todos los papeles listos y bien guardados, pasaportes, residencias, documentos valiosos. Los carros deben estar con su tanque de gasolina lleno y en excelente estado mecánico. Los celulares deben estar cargados y con sus cargadores. Hay que limpiar los antejardines y el patio, para que durante el paso de una tormenta, los vientos no conviertan en proyectiles los objetos que no se recogieron.

Hay una porción importante de residentes que no evacuan a pesar de vivir en zonas de riesgo y de las órdenes dadas por las autoridades. Ellos deben entender que habrá un momento, durante y después del paso de un huracán, en que los bomberos no podrán atender una emergencia.

“Tienen que ser autosuficientes durante toda la crisis, porque nosotros no podremos responder”, complementó Gómez. “Por favor, escuchen a los oficiales, evacuen si se da la orden”, enfatizó el subjefe de los bomberos.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas