MIAMI.- Una polémica creciente ha suscitado un proyecto piloto destinado a construir una comunidad de “pequeñas viviendas” para la población sin hogar de la ciudad de Miami en un área de Virginia Key, fuera del área urbana de la ciudad.

La propuesta de una “zona de transición” fue presentada por primera vez por el comisionado Manolo Reyes en 2021 y volvió a someterse a consideración de la Comisión de Miami el pasado jueves por el comisionado Joe Carollo, como una forma de conectar a las personas sin un techo con los servicios sociales.

Te puede interesar

Sin embargo, el proyecto, que fue votado favorable 3-2 por los comisionados locales, ha generado controversia. Los oponentes de la propuesta consideran que el lugar no es el más apropiado y que existen otros sitios con mejores condiciones para llevar a los indigentes.

Carollo impulsa la construcción de entre 500 y 1.000 soluciones de vivienda. “Son pequeñas casitas, de unos 100 pies cuadrados, como se ha hecho en ciudades como Nueva York, Chicago o Los Angeles”, explicó Carollo en declaraciones a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Los fondos para financiar el programa, según el comisionado del distrito 3, saldrían del presupuesto que se asigna a The Homeless Trust, el fideicomiso que administra los recursos para la lucha contra los desamparados en Miami-Dade.

"Los recursos salen inicialmente de los millones de dólares que la Ciudad de Miami gasta todos los años, que se los da mayormente a The Homeless Trust, que no está cumpliendo bien con sus labores porque muchas veces no tienen espacios para estas personas”, afirmó.

A lo que agregó: "Hay organizaciones que ‘comen cheques’, que quieren tener las calles llenas de indigentes. The Homeless Trust está recibiendo entre 65 y 70 millones cada año y del Gobierno federal recibe 41 millones”. Y se preguntó: “¿Qué hacen con ese dinero?”.

De acuerdo con Carollo, los desamparados están “tomando las aceras” y la gente no tiene por dónde caminar. “Lo que queremos es llevarlos a una isla que está conectada por carretera con Miami, nadie vive allí y son 1.000 acres; esto sería por un tiempo limitado”, dilucidó.

La propuesta fue votada en contra por los comisionados Ken Russell y Manolo Reyes. En una primera votación, el legislador Álex Díaz de la Portilla había rechazado la iniciativa, pero posteriormente cambió de opinión, con lo que el debate culminó 3-2 a favor del proyecto.

Reyes dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que había otras dos propuestas en lugares “más idóneos”, desde su punto de vista. “Uno era frente por frente de donde se realiza el Proyecto de Salud Mental Penal del Undécimo Circuito Judicial del juez Steven Leifman y el otro debajo de la autopista I-95”, comentó.

“Yo me opongo porque logísticamente es absurdo llevar a los indigentes hasta allá, a un lugar que no tiene agua, alcantarillado y en una zona donde hay una playa, un museo afroamericano y dos escuelas cercanas, y por eso voté en contra dos veces, y si me lo vuelven a poner [el proyecto] votaría en contra nuevamente”, señaló.

Al respecto, Carollo apuntó que “una de las otras propuestas está en el distrito de Manolo Reyes”, quien, de acuerdo con el legislador municipal, “está aspirando muy temprano para la posición de alcalde y no está actuando con la responsabilidad de un comisionado”.

Reyes respondió que “son suposiciones para justificar su acción [de Carollo]; ningún lugar está en mi distrito, eso es incierto; como tampoco es verdad que tenga aspiraciones para la alcaldía; esa es una calumnia. Mi posición es muy clara porque creo que ese no es el mejor lugar para ese proyecto".

Acotó que la iniciativa de Carollo “se justifica” en “conjeturas de que hay motivos ulteriores, de los cuales no tengo base para decir si son verdad o mentiras, como tampoco él tiene base para decir que estoy postulado para alcalde”.

El comisionado Russell, por su parte, dijo que no solo rechaza la ubicación del proyecto, sino la idea de “aislar” a una población vulnerable.

“Lo que vamos a tener son individuos sin hogar que se dejan caer aquí por docenas y que simplemente van a vagar por Virginia Key, sin servicios y sin futuro”, apuntilló Russell.

En el pasado, en los años 1980, ciudades como Washington y Nueva York estimularon el traslado de personas sintecho a Miami. Incluso hubo alegatos que plantearon el pago de pasajes en autobús a Miami.

Carollo aseveró que la “zona de transición” contaría con vigilancia privada y policías, tras lo que dijo que “no es nada nuevo, es algo que se está haciendo en muchas ciudades; habría personal adecuado para atenderlos, servicios de salud mental y adicción a las drogas”.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.91%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.71%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.38%
22978 votos

Las Más Leídas