Su nombre era Amy “Dolly” Everett, tenía 14 años y fue víctima de un acoso cibernético que la llevó al suicidio. En su funeral reinó la tristeza y el color azul, el favorito de la niña.

Entre sombreros y una cara angelical, la imágen de "Dolly" recorría a Australia pues, era imagen publicitaria de Akubra Hats desde 2009, e incluso apareció en comerciales durante la pasada Navidad.

La pequeña localidad de Katherine, en el Territorio Norte, se cubrió de luto al tener que darle el último adiós a la niña cuyo caso aún no está del todo esclarecido.

LEA TAMBIÉN: No te quedes callado. Basta de bullying

La familia de la víctima reponzabilizó del deceso la semana pasada al acoso cibernético, pero no ofreció detalles sobre el bullying o la causa de la muerte.

Embed

Hablen aunque les tiemble la voz... Pongan un alto al bullying y sean amables y háganlo por Dolly”, expresó el padre de la niña, Tick Everett.

LEA TAMBIÉN: Piden reglamentar ley contra bullying tras muerte de adolescente

El caso ha llegado hasta lo más alto de Australia, sobre los riesgo de exponer a los niños en las redes el primer ministro Malcolm Turnbul se pronunció.

Desde la pérdida y el dolor, debemos renovar nuestro compromiso para frenar el acoso”, escribió el político en su cuenta de Facebook.

Embed

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas