REDACCIÓN.- Un manatí se tragó tantas bolsas de plástico en Florida que se le produjo un bulto del tamaño de un melón en el estómago, otro en los intestinos y murió. Una cría de tortuga tenía sus frágiles intestinos perforados por múltiples fragmentos de plástico de unos pocos milímetros.

Estos son algunos de los casi 1.800 casos de tortugas y mamíferos marinos que han ingerido o han quedado enredados en objetos plásticos frente a las costas estadounidenses desde 2009, según un informe de la ONG Oceana publicado este jueves que intenta describir el impacto de la contaminación plástica en la fauna marina del país durante la última década, a pesar del uso generalizado de prácticas de reciclaje.

Te puede interesar

Los objetos que los animales ingieren con mayor frecuencia son los hilos de pesca, los envases de alimentos, las bolsas de plástico, los globos y las lonas.

Las ataduras de plástico y los globos con cuerdas son los culpables más comunes de enredos de animales.

Más de 900 especies, incluidas aves y peces, se ven afectadas por el problema, muchas de las cuales están protegidas y en peligro de extinción, escribe Oceana en su estudio.

Para las tortugas y los mamíferos, las leyes requieren que las agencias públicas registren en bases de datos cada incidente observado, pero esta información no fue recopilada hasta que la ONG estadounidense hizo este relevamiento.

"Probablemente hay muchos más casos que fueron observados o registrados", dijo a la AFP la autora principal del estudio, Kimberly Warner, científica de Oceana.

La asociación pretende que el informe, aunque no exhaustivo, sirva de "catalizador" para cambiar el comportamiento de las personas.

De las tortugas que ingirieron plástico, el 20% eran bebés. "Inmediatamente después de romper sus caparazones, en su primer viaje al océano, ya están comiendo el plástico que se halla en nuestras playas", afirmó Warner.

El bloqueo de los intestinos es la causa más común de muerte de estos animales, pues ya no pueden alimentarse.

O algún tipo de anillo de plástico envuelve su cuello y los asfixia a medida que crecen y "ya no pueden respirar", dijo la científica. "Y a veces, el peso de los elementos en los que están atascados les impide salir a la superficie a respirar".

Las fuentes de contaminación son difíciles de contabilizar al tratarse de residuos ligeros que vuelan en costas y playas, vertederos mal cerrados o residuos exportados por barco, parte de los cuales caen al mar.

La solución, sin duda, pasa por esas tres instancias y en primer lugar por reducir la dependencia del plástico. "Las empresas envasan todo en plástico", lamentó la investigadora.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas