CANBERRA — AGL Energy, la mayor generadora de electricidad de Australia, demandó a Greenpeace el miércoles por violación de las leyes de propiedad intelectual y marca registrada en la campaña en que el grupo ambientalista califica a la empresa del “mayor contaminador climático” del país.

Greenpeace Australia Pacífico ha acusado a AGL, cuyas usinas utilizan principalmente carbón, de “verdecer” su imagen con una campaña en la que se presenta como gran inversionista en energía renovable.

Te puede interesar

AGL demandó a Greenpeace ante el tribunal federal por el uso de su logo en una campaña de publicidad online que incluye la consigna “AGL – Australia’s Greatest Liability” (AGL, el mayor lastre de Australia).

La abogada de Greenpeace, Katrina Bullock, dijo que la demanda era un ejemplo de cómo una empresa de “combustible fósil” usa la ley para tratar de “intimidar a sus críticos”.

AGL trató sin éxito en mayo de obtener una orden judicial que hubiera obligado a Greenpeace a dejar de usar el logo.

Greenpeace argumenta que la ley de marca registrada australiana permite el uso del logo con motivos de sátira, parodia y crítica.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.66%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.77%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.57%
34972 votos

Las Más Leídas