Una mujer cubana de 38 años detenida el sábado último en Tenerife, España, acusada por la muerte por arma blanca de un hombre con el que no tenía vínculo sentimental, se habría pasado la noche anterior al homicidio "fumando crack".

Según publica Diario de Cuba, que cita a El Español, el hombre, un joven de 27 años que intentaba ganarse un espacio en el mundo del rap compartía una relación contractual con la cubana de la que no se ha hecho pública su identidad, pero no mantenía una relación sentimental con ella.

Ibrahim, quien intentaba darse a conocer bajo el pseudónimo de Míster Fénix, había quedado a cargo del cuidado de su hermana, de siete años, tras la muerte de los padres de ambos en un corto período de tiempo. La imperiosa necesidad de pagar las facturas lo llevó a rentarle una habitación de su casa a la mujer de la isla.

El 4 de agosto último, en medio del calor sofocante que vivía España, y sin que hasta ahora se tenga conocimiento de un motivo aparente, la cubana apuñaló a Ibrahim en reiteradas ocasiones y huyó del lugar en su coche particular.

"Se había pasado 'toda la noche fumando crack' ante los ojos de la hermana del rapero, que tenía poco más de siete años", dice la nota de El Español.

El hombre murió como consecuencia de las múltiples heridas de arma blanca. Gracias a su "buena forma física", refiere el medio, "consiguió salir a la calle para pedir ayuda, ensangrentado y cubierto de cortes", pero falleció de un paro cardiorespiratorio que no pudo ser revertido en el centro de Urgencias del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria.

ibrahim-cortesia-elespanol.jpg
Ibrahim, el español de 27 años víctima de asesinato, cantaba bajo el pseudónimo de Míster Fénix y solía producir temas en colaboración con varios de sus amigos.
Ibrahim, el español de 27 años víctima de asesinato, cantaba bajo el pseudónimo de Míster Fénix y solía producir temas en colaboración con varios de sus amigos.

Tras las investigaciones de rigor y luego de descartar como sospechosa a la expareja de Ibrahim, con quien había tenido una hija, las autoridades del Instituto Armado centraron la atención en la cubana, quien fue interceptada el lunes último haciendo uso de su vehículo personal, el mismo que usó para huir de la escena.

De acuerdo con el periódico local, refiere Diario de Cuba, los agentes pudieron comprobar que la mujer tenía la intención de abandonar Tenerife lo antes posible: entre sus posesiones hallaron un billete de 3.000 euros para el primer vuelo a Cuba del día siguiente (el domingo 5 de agosto), y en el compartimento trasero del auto llevaba sus maletas.

La cubana fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción Número Tres de Arona el lunes por la mañana, acusada de un delito de homicidio y ha sido remitida a prisión provisional al haber evidencias de riesgo de fuga.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba y El Español

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario