MIAMI.- Entre sonrisas y apretones de manos el Grupo de los Siete (G7) acudió a la localidad canadiense de La Malbaie, al norte de Ville de Québec, para discutir a puertas cerradas qué hacer con la guerra de aranceles que se avecina, el acuerdo nuclear con Irán y el cambio climático que no parece mejorar. Tres temas que el presidente estadounidense Donald Trump ha puesto sobre el tapete y ha puesto a todos a correr.

Para comenzar, la Unión Europea (UE) rechazó la propuesta del presidente estadounidense, Donald Trump, de que el G7 vuelva a ser el G8 con la inclusión de Rusia, que fue expulsada tras la anexión de la península de Crimea en 2014, que era territorio de Ucrania luego de haber sido cedida por Rusia en 1954.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo al inicio de la cumbre del G7 que el siete es "un número de la suerte".

Y añadió: “En la situación actual, es más importante fortalecer al G7 como garante del orden mundial”, en vistas a los actuales conflictos entre EEUU y algunos de los socios del G7, como Alemania, Canadá, Francia e Italia.

Sin embargo, Japón y Reino Unido no presentan diferencias con Washington, al menos por el momento.

“Me intranquiliza”, dijo el presidente del Consejo Europeo, “que sea actualmente Estados Unidos quien pone en duda el orden mundial que descansa sobre determinadas reglas”.

Tampoco el país anfitrión de la cumbre, Canadá, que presionó para que Rusia saliera en 2014, está deseoso de que regrese. "Nuestra posición no ha cambiado", dijo Adam Austen, portavoz de la ministra de Exteriores canadiense Chrystia Freeland de acuerdo con la radiotelevisión pública de Canadá (CBC).

De acuerdo con la UE, con la anexión de Crimea y su intervención en el este de Ucrania, Rusia violó el derecho internacional, aunque los rusos consideren que “tan sólo la recuperaron”.

"Rusia debería sentarse a la mesa de negociaciones", dijo Trump en Washington antes de partir a la cumbre del grupo en Canadá. "Era el G8 y Rusia tiene que volver a estar", añadió.

No obstante, el portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró que Rusia no está tan interesada en este formato.

Sobre los comentarios que dominan la opinión pública en Europa, de presentar un frente común a Washington, el presidente del Consejo Europeo declaró “no vamos a cesar en el intento (...) de convencer al presidente Trump de que socavar este orden no tiene ningún sentido",

Asimismo, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señaló que "incluso en tiempos como estos, y a pesar de todas las diferencias, hay mucho más de lo que nos une que de lo que nos separa".

Luego anunció que la UE volverá a intentar a hablar sobre los aranceles especiales de Estados Unidos sobre el acero y el aluminio, considerados ilegales.

Sin embargo, no se negociará "con una pistola en la cabeza" destacó Juncker.

El otro lado

Por otra parte, mientras las grandes potencias occidentales se reúnen en Canadá, los gobernantes de China y Rusia se daban la mano en Pekín.

Para perpetuar el acercamiento entre los poderosos vecinos, el gobernante chino, Xi Jinping, no dudó en colocar la primera Medalla de la Amistad con la República Popular China a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que fue reelegido por cuarta vez hace menos de tres meses, en un cuestionado proceso electoral.

La medalla "es el honor más alto de China" para los extranjeros, subrayó el gobernante chino, que ostenta además el título de secretario general del Partido Comunista de China, aunque el sistema económico del gigante asiático sea hoy más capitalista que socialista.

En el acto, también ha destacado la importancia de que "la primera" condecoración de este tipo, que resalta la contribución de un extranjero a China o el mantenimiento de la paz internacional, sea para "honrar a mi mejor y más íntimo amigo", según recogieron varios medios de prensa.

Xi y Putin son "almas gemelas que quieren volver a hacer que sus países sean grandiosos", afirmó al respecto Alexander Gabuev, investigador del Centro Carnegie de Moscú.

"Ambos comparten el escepticismo hacia la hegemonía estadounidense, desconfían de las intenciones de EEUU y son gobernantes personalistas y autoritarios", añadió el experto.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas